Bitácora

La plaza de la Corredera, una invitación para ser feliz

Portadilla de la Corredera en Córdoba y su Provincia

Portadilla de la Corredera en “Córdoba y su Provincia” de Maratania

La plaza de la Corredera es uno de mis lugares favoritos de Andalucía. Desde sus orígenes medievales, la plaza convocó a los cordobeses a los grandes actos públicos de la ciudad, desde juegos navales para celebrar la victoria de Lepanto, pasando por corridas de toros –de donde deriva su nombre–, hasta los autos de fe de la Inquisición.

Su aspecto uniforme actual procede de a reforma que Francisco Ronquillo llevó  acabo entre 1683 y 1687, Aunque prezca mentira, en 1896, se levantó un mercado en el centro de la plaza que impidió una completa visión de ésta hasta su demolición en 1959. Hoy día, apostarse en uno de sus numerosos bares o adentrarse en su mercado, disfrutando de su arquitectura, de su luz y de su viveza es un autentico placer.

Córdoba y su Provincia44

La Corredera en “Córdoba y su Provincia” de Maratania

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

Guardar

La asombrosa capilla del Sagrario de la Mezquita

Es evidente que el que va a Córdoba tiene la necesidad de ir a la Mezquita. Sin embargo, la mayoría se van sin conocer la asombrosa capilla del Sagrario. En “Córdoba y su Provincia” no podía faltar.

Su exuberante decoración contrasta con la sobriedad de la Mezquita. Sus frescos, obra de César Arbasia, siguen un complejo programa iconográfico elaborado por el cronista real Ambrosio de Morales.

cordoba-y-su-provincia16

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

La vista de Córdoba de Jean Laurent en “Córdoba y su Provincia”

Vista general de Córdoba, Jean Laurent, ca.1870

Vista general de Córdoba, Jean Laurent, ca.1870

El índice de “Córdoba y su Provincia” está ilustrado con una fotografía de Laurent de alrededor de 1870 difícilmente superable. No deja de producir asombro que lo primero, lo inicial, hecho con técnicas primitivas, alcance una belleza que todo nuestro avance tecnológico no logra alcanzar.

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

Guardar

Guardar

El Palacio Portocarrero – Última etapa de nuestro libro “Córdoba y su Provincia”

La última etapa de nuestro periplo fotográfico para nuestro libro “Córdoba y su provincia” nos llevó una de las más bellas poblaciones de Andalucía. Ya, desde la carretera de Lora del Río, emociona contemplar el atractivo panorama de Palma del Río desde lo alto rodeada por el Guadalquivir y el Genil en un paisaje en el que reinan los naranjos.

En el corazón de esta bella población se levanta el palacio Portocarrero, donde la hospitalidad de Enrique Moreno de la Cova y Cristina Ybarra me ofreció la oportunidad de retratarlo.

Gracias al esfuerzo de ambos, se ha logrado salvar de la ruina este bellísimo edificio. El palacio de los Portocarrero está estrechamente ligado a la historia de Palma del Río; en el siglo XII, los almohades cercaron Palma y levantaron el castillo que tras la reconquista fue cedido por Alfonso XI a Micer Egidio Bocanegra, señor de Palma. Sus descendientes, los Portocarrero, levantaron el hermoso palacio renacentista que aún subsiste.

El palacio Portocarrero en el libro de Maratania "Córdoba y su Provincia"

El palacio Portocarrero en el libro de Maratania “Córdoba y su Provincia”

portocarrero-12 portocarrero-10 portocarrero-9 portocarrero-8 portocarrero-7 portocarrero-6 portocarrero-5 portocarrero-4 portocarrero-3 portocarrero-2 portocarrero-1

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla

Guardar

Guardar

La Iglesia de San Lorenzo – ¡Qué belleza!

De las iglesias que he fotografiado para “Córdoba y su Provincia”, la que más me ha fascinado es San Lorenzo; y es que, para muchos, la iglesia de San Lorenzo, fundada en 1244, es la más bella de las iglesias fernandinas.

Para mi memoria quedará el privilegio de estar en su capilla mayor fotografiando los frescos que la decoran  con figuras de ángeles, profetas, santos y escenas de la Pasión, pintadas entre los siglos XIV y XV. Curiosamente, estos se descubrieron en los años sesenta del pasado siglo, lo que promovió el traslado del que era su retablo mayor, de estilo barroco,que se colocó, despiezado, en distintas partes del templo.
san-lorenzo-2 san-lorenzo

La Iglesia de San Lorenzo en el libro "Córdoba y su Provincia" de Maratania

La Iglesia de San Lorenzo en el libro “Córdoba y su Provincia” de Maratania

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

Aguilar de la Frontera ¿relojes, cadenas y subterráneos? Un lugar para deleitarse con la Belleza

aguilar-de-la-frontera-5 aguilar-de-la-frontera-4No hay nada comparable al conocimiento. Pero la ignorancia que le precede es la mejor salsa para que esa grata sorpresa que nos produce lo nuevo nos lleve al deleite. Así me ocurrió en Aguilar de la Frontera, donde, solo pertrechado por lecturas, fui para realizar fotos para nuestro nuevo libro: “Córdoba y su provincia”. Aparqué junto a su singular Torre del Reloj, obra de Juan Vicente Gutiérrez, y anduve hasta la octogonal plaza de San José, del mismo autor, que llama la atención por su armonía y grandeza. aguilar-de-la-frontera-6

Ascendí por la calle Moralejo y, al llegar al convento de las Descalzas, la puerta abierta de su iglesia me invitó a entrar; estaba expuesto el Santísimo y varias mujeres rezaban devotamente. Su contemplación la acompañaba el barroco cofre que es su templo: un completo despliegue barroco de retablos, yeserías y pinturas que cubren, en horror vacui, sus muros.

aguilar-de-la-frontera-3

Seguí calle arriba y, tras pasar por la casa de las Cadenas, llegué a Santa María del Soterraño. Aunque estaba cerrada, tuve la suerte de que unas encantadoras “beatas” que se encargan semanalmente de su limpieza me invitaron a entrar. Aparte de disfrutar de su simpática conversación, pude recorrer este inmenso templo levantado en memoria de la aparición de la Virgen a un pastor. Agradecí subir al camarín de Nuestro Padre Jesús Nazareno. En sus escaleras, descubrí un viejo conocido: “El Mirabalcones”; el que había sido cirineo de mi hermandad de Pasión hasta 1951. Ya arriba, junto al Señor de dulce mirada con el fondo de los techos decorados con complejas yesería, agradecí la Belleza; sin duda, la más alta cima del conocimiento.

aguilar-de-la-frontera aguilar-de-la-frontera-2

aguilar

Aguilar de la Frontera en el libro “Córdoba y su Provincia” de Maratania.

Juan Pablo Navarro Rivas

Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

La Iglesia Fernandina – El alma de cada barrio cordobés

El 29 de junio de 1236, día de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, Fernando III el Santo tomaba para Castilla la ciudad de Córdoba. La ciudad se repobló con gentes de los distintos reinos cristianos de España y los símbolos del dominio musulmán fueron sustituyéndose por símbolos cristianos. Fernando III dividió Córdoba en catorce collaciones -siete en la Villa y siete en la Ajerquía- presididas cada una por una iglesia: San Nicolás de la Villa, San Miguel, Santo Domingo de Silos, Santa María (Catedral), San Juan de los Caballeros, Omnium Sanctorum, Salvador, Santa Marina, San Andrés, San Nicolás de la Ajerquía, San Lorenzo, Santiago, San Pedro y la Magdalena. Las iglesias fernandinas son templos con muros de sillares colocados a soga, que forman plantas de tres naves, cubiertas por techumbres de madera y cabecera compuesta por tres ábsides abovedados; las naves se cubren con artesonados; un gran rosetón se abre sobre la portada principal formada por un gran arco ojival cubierto por un tejaroz; muchos de sus campanarios se levantaron sobre el anterior minarete musulmán. Algunas de ellas han desaparecido, como Omnium Sanctorum; de otras quedan restos, como la de Santo Domingo de Silos o San Juan de los Caballeros; algunas están muy transformadas y, otras, como Santa Marina o San Lorenzo, se conservan con gran pureza.

san-pedro la-magdalena san-miguel san-juan san-andressan-lorenzo  san-nicolas-3santiago

Guarda

 

 

 

parroquia iglesia de santa marina de cóedoba

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

Guardar

Guardar

Guardar

La iglesia de San Nicolás de la Villa – Mucho mas que una singular torre

san-nicolas-3 san-nicolas

La iglesia de San Nicolás se construyó tras la reconquista fernandina. Conserva en gran medida las formas del tipo parroquial mudéjar; sin embargo,  ha sufrido numerosos cambios durante su dilatada historia. Su torre se levantó en 1496 sobre el alminar islámico, siendo el campanario de principios del XIX. Dos portadas se abren al exterior, una es gótica y la otra es obra de Hernán Ruiz II de 1555. La planta es casi cuadrada, de tres naves, siendo la central más ancha y alta: la cubre un bello artesonado manierista. El retablo mayor lo talló Jorge Mejía entre 1720 y 1723; lo preside un San Nicolás labrado por Gómez de Sandoval, quien también intervino en otras obras del templo. Destaca la capilla del Bautismo, construida por Hernán Ruiz II con la colaboración del escultor Sebastián Peñarredonda, por encargo del obispo Leopoldo de Austria.

san-nicolas-2

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin