Bitácora

El patio de las Muñecas del Alcázar y la casa de Altamira – 157

El patio de las Muñecas es el modelo del patio sevillano. Alrededor de aquel se encontraban las estancias domésticas del Alcazar y, por eso, no extrañan sus pequeños dimensiones, su carácter recoleto, su luz matizada que mueve al descanso y a la tranquila charla. Los nobles sevillanos imitaron este modelo en sus mansiones y lo herederó la casa-patio del XIX.

Sin duda, entre los palacios sevillanos, el que en mayor medida lo imita es la casa de Altamira, cuyo origen se remonta al siglo XIV con Diego López de Stúñiga, justicia mayor de Castilla y León y co-regente durante las minorías de edad de Enrique III y Juan II. Diversas estancias se inspiran en el salón de Embajadores, en el patio de las Doncellas y, por supuesto, en el patio de las Muñecas., siendo su llamado patio de los Azulejos un trasunto de éste.

alcázar casa de altamira 2 casa de altamira

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
El Azulejo

El Azulejo

El muelle de hierro

La Huelva Inglesa

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Los Caños de Carmona – Un monumento olvidado – 156

Caños de Carmona Litografía de Joaquín Guichot h.1860 (FOCUS)

Caños de Carmona – Litografía de Joaquín Guichot h.1860 (FOCUS)

Es curioso que, en Sevilla, sus restos más antiguos pasen casi desapercibidos, como si careciesen de importancia. Las columnas romanas de Mármoles, las Murallas y los Caños de Carmona son ninguneados y olvidados por los sevillanos. En los Caños de Carmona, quizá sea porque sus arcadas parezcan como elementos extraños al entorno moderno de la calle Luis Montoto, como si fuesen fruto de un despistado olvido.

De sus 17 km. sólo nos dejó la eficiente piqueta tres pequeños tramos que desde 1912 se han ido viendo rodeados por edificios que lo acosan. Entonces perdimos esta traída de agua que tenía su origen remoto en los tiempos en que Julio César fue cuestor de la ciudad y que en 1172 fue reconstruida por los almohades. Desde la Edad Media y siglos después, tener acceso al agua de los Caños fue uno de los mayores privilegios; las casas que tenían conexión a éstos eran las más preciadas de la ciudad. Hoy, todos tenemos el agua a voluntad en nuestros hogares y, sin embargo, me hubiera hecho ilusión el haberme podido pasear a su sombra desde la puerta de Carmona hasta el manantial de Santa Lucía en Alcalá de donde arrancaba su onerosa agua. Al menos, el grabado de Guichot de 1860 me ayuda a imaginarme este ameno y bucólico sendero.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

La Casa de las Dueñas – Un palacio con vida – 155

♦ Dos veces he tenido la fortuna de entrar y, aunque es posible que no vuelva a tener esa oportunidad, debo admitir que si es así, tan vivo y tan bell0, es porque es un huerto cerrado.

La Casa de las Dueñas tiene vida, espíritu. alma. Mientras otros edificios históricos se han contagiado de la frialdad burocrática de las instituciones que albergan o se le ha fosilizado su belleza al convertirse en museos, la residencia sevillana de los Alba regala todavía la elegancia, la belleza y la historia centenaria de su familia.

Pasearse por su patio principal con su encantadora fuente rodeada de calas. subir por su grandiosa escalera y llegar a su galería alta, donde las mecedoras nos invitan a descansar, es un placer sin igual. Una gallina kitsch, jarrones, flores, sillas, frescos renacentistas forman un variopinto escenario combinado con una inteligente delicadeza. Traspasar la puerta y llegar al salón del Piano y ascender con la mirada a los artesonados mudejares, sobrecogerse con el majestuoso comedor y descansar en el pequeño oratorio y seguir dando vueltas sabiendo que mientras lo recorres, ese espacio, ese tiempo es, de alguna manera, tuyo, es un privilegio que sólo se puede, humildemente, agradecer.

Casas Sevillanas - Maratania31

La Galería Alta de la Casa de las Dueñas en nuestro libro Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco

Dos veces he tenido la fortuna de entrar y, aunque es posible que no vuelva a tener esa oportunidad, debo admitir que si es así, tan vivo y tan bell0, es porque es un huerto cerrado. No puedo dejar de elogiar que así sea porque quizá pronto deje de serlo y por unos pocos euros será nuestro aunque, entonces, poco a poco, irá perdiendo su espíritu y empezará a morir, quizá, porque este adocenado tiempo en que vivimos no le deje ya vivir a su manera.

casa de las dueñas 2 casa de las dueñas 1casa de las dueñas 3casa de las dueñas 58jpgcasa de las dueñas 5casa de las dueñas 4 casa de las dueñas 7

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Un paseo por la Feria de 2013 – 154

Soy de esos sevillanos que dicen que no le gusta la feria pero van, beben sus copitas y ríen con sus amigos. Y, algunas veces, cojo mi cámara y tiro algunas fotos. La cámara tiene la virtud de obligarte a mirar, a buscar, a pensar. La cámara es una ventana diferente para mirar la vida. Y la feria es muy atractiva para ella, ¡cómo no¡ Así que este año ha sido de esos en que me he asomado a esa ventana. Aquí os dejo un apequeña selección:

feria 2013  maratania 41

feria 2013  maratania 36jpg

feria 2013  maratania 26feria 2013  maratania 37

feria 2013  maratania 24

feria 2013  maratania 18feria 2013  maratania 19

feria 2013  maratania 16

feria 2013  maratania 14feria 2013  maratania 13

feria 2013  maratania 10feria 2013  maratania 29feria 2013  maratania 3

feria 2013  maratania 43

 Si quiere ver más fotos en mi página de facebool, pinche aquí.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Las Murallas de Sevilla – Resumen de nuestra historia – 153

El tramo más completo es el que va del Arco de la Macarena hasta la Puerta de Córdoba, donde destacan el propio Arco, la Torre Blanca y los siete torreones cuadrados

Las murallas levantadas por Julio César (100-44 A.C.) tenían un perímetro que recorrería: Mateos Gago, Puerta de la Carne, Puerta Osario, Santa Catalina, Villasís, Cuna, el Salvador, Catedral. En época visigoda se encontraban muy debilitadas, constituyendo una frágil defensa contra la invasión musulmana en el 711 y ante las incursiones vikingas del 844. Abd-al-Rahman II (788-852) mandó reconstruirlas para proteger la ciudad de nuevos ataques y de las periódicas crecidas del río. Los almorávides, en el año 1126, prolongaron la muralla, el triple de la anterior. En gran parte, el nuevo terreno ganado intramuros quedó como huertas y terrenos baldíos. En el 1221 se construyó un antemuro y un foso alrededor del mismo. Éstas fueron las murallas que encontró Fernando III el Santo (1201-1252) al conquistar Sevilla en 1248. Contaba con más de 150 torres y una docena de puertas, y se mantuvo así durante la Edad Media. En los siglos siguientes, perdido el carácter defensivo, se adosaron casas y surgieron muladares en sus inmediaciones, aunque ofreció la mejor defensa frente a las violentas crecidas del Guadalquivir. En el año 1861 se decidió el derribo de las murallas para permitir el desarrollo urbano, tarea que se concluyó en 1869. Actualmente, quedan restos de murallas en torno a la Torre de Abdellaziz, la Torre de la Plata, la plaza del Cabildo y el Postigo del Aceite. El tramo más completo es el que va del Arco de la Macarena hasta la Puerta de Córdoba, donde destacan el propio Arco, la Torre Blanca y los siete torreones cuadrados que se sitúan a una distancia de unos 40 metros el uno del otro con su antemuro y foso.

murallas 1 murallas 2 murallas 3 Puerta de Córdobamurallas

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Los azulejos de la Casa de Pilatos de los hermanos Pulido – 152

Cuando uno visita la Casa de Pilatos la mirada se extravía pues muchas cosas son las que llaman la atención. Entre ellas, sin duda, merece la pena recrearse en los zócalos de azulejos de cuenca que adornan el patio, salones, escalera, techumbres y jardines.
Son obras de la década de 1530 de los hermanos Diego y Juan Pulido. Ellos son autores de los paños de azulejos que cubren en su totalidad el Cenador de Carlos V en el Alcázar y de su taller salieron también piezas para la Alhambra granadina. Inspirados en la tradición mudéjar, la imaginación de los hermanos les llevó a crear más de 150 modelos diferentes.
azulejos casa pilatos

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Ya son 150 los artículos de la Bitácora de Maratania – 150

Como cada vez que acumulo 50 artículos de la Bitácora, hago repaso de ésta. Os comento que procuro mantener el ritmo de uno por semana y, a poder ser, publicarlo el jueves.

Estos son los artículos más leídos:

azulejo alcázarEl Azulejo. Expongo brevemente los distintos tipos de azulejos sevillanos desde el alicatado hasta el azulejo pintado.

La casa de los marqueses de la Algaba. Este edificio resume en su historia la azarosa vida de las casas sevillanas

Casas sevillanas del XVI y del XVII. Es el artículo raíz del que parten los artículos sobre los edificios civiles sevillanos de este periodo.casa sanchez dalbo

La Arquitectura contemporánea en Sevilla – De Lupiáñez a las Setas. Un breve recorrido por la arquitectura, poco reconocida, del último siglo.

La casa de los Bucarelli – marqueses de Vallehermoso y condes de Santa Coloma. Uno de los edificios más importantes y menos conocidos de Sevilla.

De los últimos 50, La cancela, la puerta más abierta ha sido el más exitoso.

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Sin duda, los que han tenido más importancia para Maratania como empresa han sido los artículos relacionados con la edición de nuestro exitoso libro con textos de Teodoro Falcón: La Casa Sevillana desde la Edad Media hasta el Barroco. De ellos, el más importante lo tenéis enlazado aquí.

©ArchivodePasiondeFranciscoNavarro10Os recuerdo que desde septiembre publico El Archivo de Pasión de Francisco Navarro Sánchez del Campo en donde voy publicando la extensa colección que mi padre recopiló sobre la Hermandad de Pasión. Por otro lado, los artículos de temática religiosa los publico en Una Mirada en el Tiempo.

Así que espero que os siga gustando esta Bitácora y que dentro de poco más de 50 semanasa podamos celebrar los 200. Muchas gracias a todos.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

La escondida estatua de Fernando VII en el convento de Santa Clara – 149

Torredon fadriqueConvento de Santa Clara Feranando VIIEsta obra del francés Chantigny, erigida en 1831 para una plaza de Barcelona, está hoy día arrumbada en el convento de Santa Clara.

En el artículo sobre la Torre de don Fadrique incluí la foto en la que aparece esta excelente estatua de Fernando VII. Se conserva en el convento de Santa Clara desde 1931 en lo que fue, desde principios del siglo XX, Museo Arqueológico Municipal. Esta obra del  francés Pierre-Joseph Chardigny (1794-1866) se erigió en la barcelonesa plaza del Palau, encargado por el capitán general de Cataluña, Roger-Bernard-Charles d’Espagne de Ramefor, conde de España,  donde permaneció hasta que fue derribado en la bullanga de 1835.

La estatua de Fernando VII en los jardines de San Telmo

La estatua de Fernando VII en los jardines de San Telmo

Su azarosa historia continuaría en 1840 cuando la estatua acompañó al exilio a la Reina Regente María Cristina. Permaneció en París hasta 1861 cuando Napoleón III se la envía a la infanta María Luisa Fernanda para que adorne los jardines de su palacio de San Telmo. De nuevo, tras la Revolución de 1868, la estatua estuvo en distintos lugares de lo que es hoy día el parque de Maria Luisa hasta que, como hemos comentado, en 1931 se traladó a Santa Clara, perdiéndose las manos y el sable.

La obra de Chardigny representa de manera colosal a un Fernando VII ataviado de militar, cubierto por una capa de armiño y coronado con una corona de laurel. Es curioso el destino de esta obra ideada para presidir una plaza a la vista de todos en Barcelona y que acaba en Sevilla arrumbada y oculta a la vista como mercancia de poco valor. Es cosa de la importancia de los símbolos que superan en nuestro mirar al objeto en que se alojan; aunque no lo duden, si pueden, véanla.

Convento de Santa Clara Feranando VII 2
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla