Bitácora

La Casa de los Villa en Muñoz y Pabón, 9 – 165

casa de los villa

Esta casa se edificó en 1725, tal como aparece rotulado en su portada. La mandó levantar Nicolás María Villa, descendiente, como tantos otros sevillanos, de genoveses afincados en nuestra ciudad. A sus expensas se labró el retablo de San Carlos Borromeo en la cercana parroquia de San Nicolás, donde se encuentra el panteón familiar. Tal como nos ha llegado en la actualidad, su planta es menor a la original, ya que se le segregaron varias fincas. La casa medianera, la nº 11, nos deja observar este hecho y comprobar como se mantiene en ésta, en gran medida, el diseño original.
La casa fue propiedad del arquitecto Juan Talavera y Heredia quien, entre 1938-39, reformó el edificio.
Es, por tanto, esta casa un ejemplo de como las casa históricas sevillanas han ido siendo modificadas por sus propietarios, en muchas ocasiones con malos resultados, se han vendido parcialmente y, en el peor de los casos, demolidas.

casa de los villa 2

Para más información lea Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco de Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Nada mejor que un buen baño en la luna

Y me bañé en los mares de la luna

Joy Division

A Joy Division, la banda de Ian Curtis, con pasión

Las Fuentes de las Casas Sevillanas – 164.

La fuente es un elemento característico de la casa sevillana. Fue en el segundo cuarto del siglo XVI cuando empezaron a levantarse en sustitución de los sencillos brocales de las casas mudéjares; de igual manera a como se sustituyeron las antiguas columnas de ladrillo por las de mármol traídas de Génova.

Aunque muchas son simples pilas con su vástago, como la de la casa de los Bucarelli, otras se adornan con esculturas que, en general, aluden a motivos de la mitología clásica: la fuente de Neptuno del Alcázar, los Hermes-niños de Mañara, el Jano Bifronte de Pilatos o, incluso, en el palacio Arzobispal, se representa a Cristo a modo de Hércules. La tradición se mantuvo hasta la llegada del Modernismo con bellos ejemplos como la de la casa de Villapanés o la de los condes de Casa Galindo, ambas del XIX.

fuentes 2fuentes 3 fuentes i fuentes 4

Para más información lea Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco de Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Sacar un ojo, cortar una mano; la casualidad (II) y el entusiasmo

Sacar un ojo, cortar una mano; la casualidad (II) y el entusiasmo

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

Las armaduras de los palacios sevillanos en la Edad Media – 163

Tal como dice la acepción cuarta del diccionario de la Real Academia, el palacio era, en el antiguo reino de Toledo y en Andalucía, la sala principal en una casa particular. Era el lugar más vistoso de la casa y, por tanto, donde se esmeraba más en su ornamentación.

Las casas palaciegas sevillanas, como sabemos, tenían el Alcázar como modelo. Por ello, en la decoración del palacio, de su salón principal, imitaban a éste cubriendo estas estancias con armaduras sobre mocárabes como en el salón de Embajadores (así se hizo en la casa de Altamira) o con armaduras octogonales que emulan al Salón de Justicia o al cuarto del Príncipe. Casi todas estas techumbres las hemos perdido pero las que aún existen, como la de la Casa de Pilatos o la soberbia del salón del Piano de las Dueñas, nos recuerdan su esplendidor

salón de embajadores   salón de justicia alc´´azae

techumbre casa de pilatosTechumbre casa de las Dueñas

Para más información lea Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco de Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Pez de la cueva de la Pileta - ©Maratania

Encontrar un pez en una cueva

Cuatro años, el mejor arquitecto, 60 artistas y 150 artesanos para una casa de muñecas

Cuatro años, el mejor arquitecto, 60 artistas y 150 artesanos para una casa de muñecas

Las Escaleras Monumentales en Sevilla – 162

La escalera es uno de los elementos arquitectónicos más antiguos. En Sevilla contamos con algunas de ellas que son de carácter monumental. Destacaré a cuatro de ellas

La de la Casa de las Dueñas asombra por su amplitud y por su espléndido artesonado construido por Martín Infante en 1571.

casa de las dueñas 8

La escalera de Juan de Oviedo en el antiguo convento de la Merced, actual Museo, que comunica sus tres patios, es buena muestra de cómo en el Manierismo y en el Barroco se le da a las escaleras un aspecto singular y monumental.

museo 5

Una de las más desconocidas y, a su vez, extraordinaria es la del antiguo convento de los Terceros, actualmente sede de Emasesa. El uso de dobles columnas toscanas le da un aspecto transparente de pleno efectismo Barroco. Es obra de fray Manuel Ramos, entre 1609-1697.

convento de los terceros

Del mismo autor que la anterior es la majestuosa escalera del palacio Arzobispal, donde adquieren protagonismo las pinturas al temple de Juan de Espinal de 1781 que producen en la bóveda, con su arquitectura imaginaria con querubines voladores y ángeles que se asoman a una ilusoria balconada, una sensación de mayor altura.

palacio arzobispal

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Catedral de Jerez de la Frontera - foto de Miguel Zapke

Jerez es muy british

Lauda de Íñigo lópez foto de juan pablo navarro de maratania

Lauda de Íñigo lópez – foto de maratania

Radiohead, la música contemporánea y las ondas martenot – Las amebas, la armonía de las esferas y nuestras emociones – 160

Alex Ross es el crítico de música del New Yorker. En 2009 publicó el exitoso El Ruido Eterno y, siguiendo su estela, ha publicado en 2012 Escucha Esto. En él, levanta las barreras entre música culta y música popular y por sus páginas se cruzan las obras de Mozart o Kurt Cobain, de Bach o Led Zeppelin, de Brahms o Bob Dylan. Así, me ha llamado mucho la atención el artículo que dedica al grupo británico Radiohead (Thom Yorke, Jonny Greenwood, Ed O’Brien, Colin Greenwood y Phil Selway).

Su disco OK Computer fue un aldabonazo en 1997. En él se daban múltiples influencias: Beatles, Beach Boys, Pink Floyd… el jazz de Charles Mingus, Alice Coltrane o Mile Davis y la música culta contemporánea; Stravinsky, Penderecki, Messiaen… Tal como afirma Ross, otras bandas habían utilizado material procedente del jazz u orquestales en sus composiciones, pero “la sensibilidad clásica de Radiohead no se encuentra solo pegada a la superficie; está arraigada en el centro mismo… Hay veces en que Radiohead parecen estar practicando un nuevo tipo de música clásica para las masas”. Sirva de ejemplo la canción Idioteque de su album Kid A donde tiene especial protagonismo el sampler de la composición de 1973 de Paul Lansky, Mild und Leise, basada, a su vez, en Tristán e Isolda de Wagner.

Adjunto Mild un Liebe. Escúchese, sobre todo desde el segundo 40 al 55.

Quizá a muchos, la grabación anterior les haya parecido un sonido insoportable y creo que es obligado que se escuche con el ropaje de Radiohead:

Relacionado con esto, está el uso de las ondas Martenot, uno de los más antiguos instrumentos electrónicos y usado por Messiaen en obras como Turangalila. Las ondas Martenot se controlan por medio de un anillo que se desliza por un cable: sólo un centenar de personas la dominan en el mundo y Jonny Greenwood es el uno de ellos. En el vídeo enlazado abajo puede verse el uso de este instrumento.

Soy un simple aficionado a la música y lo ignoro todo respecto a la teoría musical. Con mucha dificultad puedo descubrir las entrañas de cualquier composición y, sin embargo, la música me emociona. Hay algo singular en nuestra especie que hace que cualquier hombre de cualquier época ante un conjunto de notas dispuestas de determinada manera pueda sentir las lágrimas de san Pedro en la Pasión según San Mateo de Bach o ganas de bailar con Radiohead. No nos diferenciamos en nada de aquel hombre que fuimos y que, en torno a la hoguera, escuchaba atento una historia arcana, que podría no entender, mientras vibraba con los sonidos sincopados de primitivos instrumentos. Algo inmensamente bello debió depositar el buen Dios en aquella ameba primigenia de la que todos descendemos y que navegaba silente por océanos inmensos escuchando la música celestial de las esferas, de manera que a ti y a mí, la música siga, como ameba multiforme, adaptando nuestras formas de estar, nuestras formas de pensar, nuestras vidas en suma y ayudándonos a descubrir el desasosiego, el enternecimiento, la exaltación, la agitación, la inquietud, el temor, el amor, la belleza, la superficialidad, la transcendecia, las más intensas emociones.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Radiohead

Radiohead

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Corpus 2013 – De Sevilla a Sanlúcar de Barrameda – 158

El próximo 2 de junio se celebra la festividad del Corpus, posiblemente la fiesta más antigua de muchos lugares de España. Las de Sevilla, Granada y Toledo, que siguen celebrándose el jueves anterior, 60 días después del Domingo de Resurrección, son las de más justa fama. En la misma Sevilla, el mismo domingo salen de la parroquia de Santa Ana y de Magdalena dos bellísimas procesiones; en esta última, es soberbio contemplar como se arrojan pétalos a la custodia desde la bóveda del presbiterio. Y junto a éstas, no podemos olvidar a Lebrija, Marchena, Sanlúcar, etcetera, etcetera, etcetera.

Maratania os invita con este cartel al Corpus de Sanlúcar.

Maratania os invita con este cartel al Corpus de Sanlúcar (para mayor resolucióm, pinche en la imagen).

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Las carreras de caballos en la playa en Sanlúcar de Barrameda

Las carreras de caballos en la playa en Sanlúcar de Barrameda

monjas de santa maría de jesus - matarania - todos los derechos reservados

La Clausura de Santa María de Jesús de Sevilla

El Corpus Christi en Sanlúcar de Barrameda – El adorno de las calles, la procesión y la custodia

El Corpus Christi en Sanlúcar de Barrameda – El adorno de las calles, la procesión y la custodia

El patio de las Muñecas del Alcázar y la casa de Altamira – 157

El patio de las Muñecas es el modelo del patio sevillano. Alrededor de aquel se encontraban las estancias domésticas del Alcazar y, por eso, no extrañan sus pequeños dimensiones, su carácter recoleto, su luz matizada que mueve al descanso y a la tranquila charla. Los nobles sevillanos imitaron este modelo en sus mansiones y lo herederó la casa-patio del XIX.

Sin duda, entre los palacios sevillanos, el que en mayor medida lo imita es la casa de Altamira, cuyo origen se remonta al siglo XIV con Diego López de Stúñiga, justicia mayor de Castilla y León y co-regente durante las minorías de edad de Enrique III y Juan II. Diversas estancias se inspiran en el salón de Embajadores, en el patio de las Doncellas y, por supuesto, en el patio de las Muñecas., siendo su llamado patio de los Azulejos un trasunto de éste.

alcázar casa de altamira 2 casa de altamira

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
El Azulejo

El Azulejo

El muelle de hierro

La Huelva Inglesa

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Los Caños de Carmona – Un monumento olvidado – 156

Caños de Carmona Litografía de Joaquín Guichot h.1860 (FOCUS)

Caños de Carmona – Litografía de Joaquín Guichot h.1860 (FOCUS)

Es curioso que, en Sevilla, sus restos más antiguos pasen casi desapercibidos, como si careciesen de importancia. Las columnas romanas de Mármoles, las Murallas y los Caños de Carmona son ninguneados y olvidados por los sevillanos. En los Caños de Carmona, quizá sea porque sus arcadas parezcan como elementos extraños al entorno moderno de la calle Luis Montoto, como si fuesen fruto de un despistado olvido.

De sus 17 km. sólo nos dejó la eficiente piqueta tres pequeños tramos que desde 1912 se han ido viendo rodeados por edificios que lo acosan. Entonces perdimos esta traída de agua que tenía su origen remoto en los tiempos en que Julio César fue cuestor de la ciudad y que en 1172 fue reconstruida por los almohades. Desde la Edad Media y siglos después, tener acceso al agua de los Caños fue uno de los mayores privilegios; las casas que tenían conexión a éstos eran las más preciadas de la ciudad. Hoy, todos tenemos el agua a voluntad en nuestros hogares y, sin embargo, me hubiera hecho ilusión el haberme podido pasear a su sombra desde la puerta de Carmona hasta el manantial de Santa Lucía en Alcalá de donde arrancaba su onerosa agua. Al menos, el grabado de Guichot de 1860 me ayuda a imaginarme este ameno y bucólico sendero.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla