Tag Archives: Madrid

Cómo escribir de pintura sin que se note – Quico Rivas – 102

Hoy promociono desde aquí un libro de otra editorial, pero Quico Rivas, un sevillano atípico a quien dediqué en esta bitácora “La Cilla del Cabildo de Sevilla – A propósito del museo de Arte Contemporáneo y de la galería M11“,  se lo merece.

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

Os adjunto el artículo promocional de la Editorial Ardora

Quico Rivas (Cuenca, 1953-Ronda, 2008) trabajó durante los últimos años de su vida en Cómo escribir de pintura sin que se note, una fulgurante recopilación de textos críticos cuyo declarado propósito estriba en “mirar a través de la pintura como si fuese una pantalla translúcida… Escribir de pintura con la misma actitud que se visita a un amigo”. En las páginas preliminares, María Vela afirma: “Ésta es, en realidad, su colección privada, una galería de retratos morales, más que un conjunto de críticas de arte… Esto que tenéis aquí, reconocedlo, es el autorretrato acabado de Quico Rivas”. Juan Manuel Bonet anota en el epílogo: “Brilla a lo largo de todo el volumen el estilo inconfundible de Q: divagatorio, paradójico, eléctrico, elíptico, de corrosivo humor, narrativamente eficaz”. Maestro de la exploración biográfica aplicada a la crítica de arte, las mejores páginas que Rivas dedicó a recrear el trabajo de incontables creadores se articulan en este libro como episodios de un mismo relato imprevisible: el de su propia vida.

Francisco de Rivas Romero-Valdespino (1953-2008) desplegó la mayor parte de su polifacética actividad —que desde las artes plásticas, la música y la literatura deriva paulatinamente hacia la agitación política— entre dos ciudades, en cuyos respectivos renacimientos culturales de las décadas 1970 y 1980 jugó un papel decisivo. En Sevilla, donde se inicia como crítico de arte a los dieciséis años, participa en la fundación de colectivos (Equipo Múltiple) y centros de creación (M-11). En Madrid, publica en infinidad de diarios y revistas, se implica en la organización de memorables exposiciones (1980; Madrid, Madrid, Madrid…), propulsa el trabajo de diversos creadores, ahonda en su interés por la antipsiquiatría, el mundo penitenciario y la bohemia histórica, crea colectivos de inspiración situacionista (Margen) o anarcofuturista (El Refractor, La Infiltración), se convierte en editor y más tarde en promotor de bares legendarios (Cuatro Rosas, La Mala Fama).

En medio de su frenético quehacer, entreabre largos paréntesis en lugares como Grazalema (Cádiz), Formentor (Mallorca), La Palma (Islas Canarias), Sierra de Guadarrama (Madrid) o L’Escala (Costa Brava), donde pinta, investiga, escribe novelas y poemas o simplemente convalece. “Como el yonqui o el ludópata, también el artista es un adicto, y no sólo en sentido figurado. Su dependencia es, además, irreversible: no puede desengancharse; su grandeza, caso de alcanzarla, radica en la capacidad para transmutar los conflictos íntimos en energía creadora”. Sustentada en una visión profundamente innovadora, su escritura transforma la crítica de arte en género literario autónomo, en cuya trama convergen lo poético y lo político, lo filosófico y lo novelesco, la ética y el humor. El itinerario vital de Quico Rivas, repleto de inusitadas aventuras, tuvo el efecto indeseado de eclipsar sus escritos, dispersos hasta ahora en innumerables publicaciones, revistas y catálogos. Cómo escribir de pintura sin que se note inaugura a título póstumo la bibliografía de un autor que a lo largo de toda su existencia hizo lo imposible por permanecer inédito.

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace)
La Cilla del Cabildo de Sevilla

La Cilla del Cabildo de Sevilla – A propósito del museo de Arte Contemporáneo y de la galería M11

La Cilla del Cabildo de Sevilla – A propósito del museo de Arte Contemporáneo y de la galería M11 – 91

La Cila del Cabildo de Sevilla

La Cilla fue durante veinte años la sede del sevillano museo de Arte Contemporáneo. Muchas veces recorrí sus pasillos y, en ellos, encontré el gusto y la admiración por la pintura más actual.

La Cilla era el almacén donde se depositaban los diezmos que el cabildo recaudaba y es obra de 1770 atribuida a Pedro de Silva (1715-1781). Rafael Manzano lo adaptó en 1972 como Museo y le añadió un piso con buhardillas. A su primer director, Víctor Pérez Escolano, se debe su fuerte impulso inicial con una notable actividad expositiva temporal y la adquisición de su interesante colección de arte español contemporáneo.

La creación del Museo coincidió con una incipiente inquietud artística que se produjo en la ciudad como consecuencia del desarrollo económico y a la inteligencia de un pequeño grupo de personas inquietas. Se abrieron numerosas galerías como la de Juana de Aizpuru o el Centro de Arte M11.

Juan Manuel Bonet y Quico Rivas (pintado por Alonso Gil)

Juan Manuel Bonet y Quico Rivas (pintado por Alonso Gil)

La galería M11, fundada en 1974 gracias a los críticos Quico Rivas y Juan Manuel Bonet y al respaldo económico de José Guardiola, estuvo en la casa natal de Velázquez (Padre Luis María Llop, 4), hoy sede del estudio de Victorio y Lucchino. Sevilla, con Barcelona, se convirtió en la sede del movimiento pictórico moderno en España y se enganchó a los circuitos internacionales de arte. Impulsó así al grupo madrileño de pintores  “esquizos” (que eran sevillanos y andaluces) frente a los “oligos” barceloneses (que eran aragoneses). Entre sus exposiciones destaca, ese mismo año, la primera antológica del sevillano Luis Gordillo, el gran renovador de la pintura española de la segunda mitad del XX. A ella se unieron otras como las de Millares, Saura, Equipo Crónica, Quejido…

Con la colaboración de Manuel Salinas, Diego Carrasco, Alberto Corazón y Francisco José de la Peña, M11 fue galería de arte, pero también biblioteca especializada, editorial, taller de creación, lugar de conferencias y proyecciones. Colaboraron económicamente con grupos de teatro independiente y con el naciente rock Andaluz. Produjeron, incluso, a Goma, la banda de Manuel Rodríguez, Pepe Sánchez y Antoñito “Smash”.

Cerrada M11 en 1976, su testigo no se ha recogido desde entonces.

…………………………..

Años después, tras la restauración de la Cartuja, el Museo se cerró y se trasladaron sus fondos al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Actualmente, el uso de la Cilla se une al del Archivo de Indias, de donde recibió numerosos fondos bibliográficos.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace)
Casas sevillanas en el xviii

Las casas sevillanas en el siglo XVIII

La casa de San Leandro, 8, un bello ejemplo de casa sevillana del XVIII

La casa de San Leandro, 8, un bello ejemplo de casa sevillana del XVIII

La Arquitectura contemporánea en Sevilla – De Lupiáñez a las Setas

La Arquitectura contemporánea en Sevilla – De Lupiáñez a las Setas

Casas sevillanas del XVI y del XVII

Casas sevillanas del XVI y del XVII