Bitácora

Luis Cernuda y José María Izquierdo – 171

El pasado cinco de noviembre fue el cincuenta aniversario de la muerte de Luis Cernuda. Su nombre evoca al exilio,  a la soledad, a la incomprensión. Esta profunda experiencia de huída hacia dentro y hacia fuera se traslada a su breve retrato de José María Izquierdo escrito en su introspectivo Ocnos. En él refleja a cuantos sevillanos portan la pesada carga de su condición de tales, solos e incomprendidos a cambio de un gozo inefable, permaneciendo en esta Sevilla en la que Izquierdo “tiraba a la calle su talento”

Cernuda, ignorante de sus razones, se preguntaba:”¿Por qué se obstinó alicortado en su rincón provinciano, pendón de bandería regional para unos cuantos compadres que no podían comprenderle?”. Y se respondía que “todo fue causa de un error de amor” pero, al concluir, reconoce que quizá “tal vez gozó gloria mejor y más pura que ninguna”.

jose maria izquierdo y luis cernuda

Luis Cernuda (Sevilla, 1902 – México, D.F., 1963) y José María Izquierdo (Sevilla, 1886 – Sevilla, 1921)

Desde que leí Ocnos, me he preguntado qué movió a Cernuda a publicar en 1942 este retrato (el único capítulo que titula con nombre y apellidos) del autor de “Divagando por la Ciudad de la Gracia” que había muerto veintiún años antes. Obviamente no tengo respuesta pero se me ocurre que pueda ser algo parecida al final del relato de Borges, “Los Teólogos”, en el que los dos protagonistas son para Dios el mismo hombre y que, quizá, para Cernuda, José María Izquierdo hubiera sido él mismo si no hubiese escapado de la ciudad que odiaba y amaba, de esta ciudad de corazones vacíos o de gozos azules que llamamos Sevilla

Y puede que, en realidad, a muchos sevillanos no les quepa otra que ser Izquierdo o Cernuda, convivir con los corazones vacíos o añorar los gozos azules. Y quizá, a los demás, sólo nos quepa ser corazones huecos que, de cuando en vez, alcazamos un efímero gozo.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
El encuentro de León Magno con Atila - Rafael Sanzio, 1513-1514

El Caballo Español en los Museos Vaticanos desde 1514

jugar al fútbol

Viva el fútbol y viva la mística

Dos sedes dos para "Joselito y Belmonte, una revolución complementaria, 1914-1920" – 169

SIN LOGOS JOSELITO Y BELMONTESe imaginan coger el colchón de su cama, pasearlo en penitencia por las calles de Sevilla y empeñarlo en el Monte de Piedad con la imperante e inobjetable necesidad de no perderse la memorable corrida -qué quizá fuese la última, porque no hay remedio, tenlo por seguro, porque a Juan lo matará un toro- que el “Pasmo de Triana”, don Juan Belmonte García, toreará en la Maestranza. Pues así hacía más de un sevillano y más de dos y de tres en esos principios de siglo en que media España era de Belmonte y la otra media de su amigo Joselito

Y así, ¿como podía ser de otra manera?, en dos sedes dos, se inauguró, promovida por el ICAS, el pasado 15 de octubre en el espacio Santa Clara y en el Castillo de San Jorge, la exposición “Joselito y Belmonte, una revolución complementaria, 1914-1920”.

Y no empeñen su colchón , que no hace falta, pero, al menos, procesionen y recuperen la memoria de esa España, de esa Sevilla mágica, la de nuestros apasionados abuelos, y admírensen y pásmensen con la historia de Juan y de José, dos rivales que se querían.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Nacho Vegas y el himno del centenario

gas y el himno del centenario

La casa del rey moro en Sevilla 360º de Editorial Maratania

La Casa del Rey Moro, la más antigua de Sevilla

Paseando por los jardines del Alcázar – 167

Durante estos días he ido añadiendo a mi album de facebook, “Paseaba por allí”, fotos de los bellísimos jardines del Alcázar sevillano. Os las agrupo aquí junto a los comentarios que las acompañaban.

Cenadoir de Carlos V, donde, si no se come, se bebe.

Donde, si no se come, se bebe.

Cuando Sevilla era reina del comercio universal, levantaba hermosas estatuas a su dios.

Cuando Sevilla era reina del comercio universal, levantaba hermosas estatuas a su dios.

994933_10201988438982906_153013508_n

Fuentes del Alcázar de alegres lágrimas

El tiempo es inmóvil en el Alcázar

El tiempo es inmóvil en el Alcázar

Música de agua, galería sonora (Galería de Grutescos)

Música de agua, galería sonora

Alehop, el mayor espectáculo del mundo,,, el Alcázar de Sevilla. No se pierdan la memorable actuación del león blanco que, imperturbable, circunspecto, y sereno, lanza agua al estanque. en el que sólo se baña en las tórridas noches del estío ¡Tachan¡

¡Qué mirada de espanto se asoma por la ventana mientras un niño tranquilo pasea con su cesto por el jardín dando su espalda a la reja que separa!

Alehop, el mayor espectáculo del mundo,,, el Alcázar de Sevilla. No se pierdan la memorable actuación del león blanco que, imperturbable, circunspecto, y sereno, lanza agua al estanque. en el que sólo se baña en las tórridas noches del estío ¡Tachan¡ (Pabellón del León)

Alehop, el mayor espectáculo del mundo,,, el Alcázar de Sevilla.
No se pierdan la memorable actuación del león blanco que, imperturbable, circunspecto, y sereno, lanza agua al estanque. en el que sólo se baña en las tórridas noches del estío

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Nacho Vegas y el himno del centenario

Nacho Vegas y el himno del centenario

La casa del rey moro en Sevilla 360º de Editorial Maratania

La Casa del Rey Moro, la más antigua de Sevilla

La casa de los marqueses de Villapanés 166

Eñ Almirante Manuel López Almonacid Pintado - Marqués de Torreblanca del Aljarafe

El Almirante Manuel López Almonacid Pintado – Marqués de Torreblanca del Aljarafe – Museo Naval, Madrid

Muchos conocen la calle de Santiago en Semana Santa cuando se acercan a la Iglesia del mismo nombre para ver la salida del Rocío. Habrán pasado junto al gran portón del corral del Conde y, al llegar a la plaza de Ntro. P. Jesús de la Redención, se habrán sorprendido por la amplia fachada de ladrillo vitolado de la casa del marqués de Villapanés sobre la que se levanta un mirador.

Este bello edificio lo mandó construir en torno a 1729 el almirante Manuel López-Almonacid Pintado (1677-1745), nombrado por Felipe V marqués de Torreblanca del Aljarafe. El edificio, según Teodoro Falcón, se debe al arquitecto Diego Antonio Díaz (1667-1748), maestro mayor de la catedral y del arzobispado, autor de la iglesia del convento de Santa Rosalía, de la portada de acceso interior a la iglesia de San Antonio Abad (El Silencio) y de la portada principal de la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de Consolación de Umbrete.

Tras el zaguán, una hermosa cancela de triple arcada, fechada en 1852, imita a la de la casa de los Condes de Casa Galindo en el Museo, ésta de 1842. El patio lo forma una galería de arcos y lo preside una fuente con un niño con un pez. Al fondo se accede al jardín y a la derecha a un pequeño patio con una fuente de grutescos.

En la escalera principal está el blasón de los Solano, por la mujer del almirante, con el lema Fueron con sol y vinieron los que a los moros vencieron. La bóveda se decora con yeserías con ángeles en las esquinas.

La casa adquiere el nombre de Villapanés con su octavo marqués, Juan Antonio Duque de Estrada y Cabeza de Vaca, VIII Marqués de Casa Estrada y V Marqués de Torre Blanca de Aljarafe. Actualmente es el Hotel Alma Sevilla – Palacio de Villapanés

villapanes 1villapanes 2villapanes 3Universidad 5pgUniversidad 6pg

Vista de la Catedral y San Ildefonso desde la casa de Villpanmés

Vista de la Catedral y San Ildefonso desde la casa de Villpanmés

Para más información lea Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco de Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke montando una cámara de 360º

Óscar Wilde

A cada día su afán, Óscar Wilde y la casualidad (III)

La Casa de los Villa en Muñoz y Pabón, 9 – 165

casa de los villa

Esta casa se edificó en 1725, tal como aparece rotulado en su portada. La mandó levantar Nicolás María Villa, descendiente, como tantos otros sevillanos, de genoveses afincados en nuestra ciudad. A sus expensas se labró el retablo de San Carlos Borromeo en la cercana parroquia de San Nicolás, donde se encuentra el panteón familiar. Tal como nos ha llegado en la actualidad, su planta es menor a la original, ya que se le segregaron varias fincas. La casa medianera, la nº 11, nos deja observar este hecho y comprobar como se mantiene en ésta, en gran medida, el diseño original.
La casa fue propiedad del arquitecto Juan Talavera y Heredia quien, entre 1938-39, reformó el edificio.
Es, por tanto, esta casa un ejemplo de como las casa históricas sevillanas han ido siendo modificadas por sus propietarios, en muchas ocasiones con malos resultados, se han vendido parcialmente y, en el peor de los casos, demolidas.

casa de los villa 2

Para más información lea Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco de Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Nada mejor que un buen baño en la luna

Y me bañé en los mares de la luna

Joy Division

A Joy Division, la banda de Ian Curtis, con pasión

Las Fuentes de las Casas Sevillanas – 164.

La fuente es un elemento característico de la casa sevillana. Fue en el segundo cuarto del siglo XVI cuando empezaron a levantarse en sustitución de los sencillos brocales de las casas mudéjares; de igual manera a como se sustituyeron las antiguas columnas de ladrillo por las de mármol traídas de Génova.

Aunque muchas son simples pilas con su vástago, como la de la casa de los Bucarelli, otras se adornan con esculturas que, en general, aluden a motivos de la mitología clásica: la fuente de Neptuno del Alcázar, los Hermes-niños de Mañara, el Jano Bifronte de Pilatos o, incluso, en el palacio Arzobispal, se representa a Cristo a modo de Hércules. La tradición se mantuvo hasta la llegada del Modernismo con bellos ejemplos como la de la casa de Villapanés o la de los condes de Casa Galindo, ambas del XIX.

fuentes 2fuentes 3 fuentes i fuentes 4

Para más información lea Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco de Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Sacar un ojo, cortar una mano; la casualidad (II) y el entusiasmo

Sacar un ojo, cortar una mano; la casualidad (II) y el entusiasmo

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

Las armaduras de los palacios sevillanos en la Edad Media – 163

Tal como dice la acepción cuarta del diccionario de la Real Academia, el palacio era, en el antiguo reino de Toledo y en Andalucía, la sala principal en una casa particular. Era el lugar más vistoso de la casa y, por tanto, donde se esmeraba más en su ornamentación.

Las casas palaciegas sevillanas, como sabemos, tenían el Alcázar como modelo. Por ello, en la decoración del palacio, de su salón principal, imitaban a éste cubriendo estas estancias con armaduras sobre mocárabes como en el salón de Embajadores (así se hizo en la casa de Altamira) o con armaduras octogonales que emulan al Salón de Justicia o al cuarto del Príncipe. Casi todas estas techumbres las hemos perdido pero las que aún existen, como la de la Casa de Pilatos o la soberbia del salón del Piano de las Dueñas, nos recuerdan su esplendidor

salón de embajadores   salón de justicia alc´´azae

techumbre casa de pilatosTechumbre casa de las Dueñas

Para más información lea Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco de Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Pez de la cueva de la Pileta - ©Maratania

Encontrar un pez en una cueva

Cuatro años, el mejor arquitecto, 60 artistas y 150 artesanos para una casa de muñecas

Cuatro años, el mejor arquitecto, 60 artistas y 150 artesanos para una casa de muñecas

Las Escaleras Monumentales en Sevilla – 162

La escalera es uno de los elementos arquitectónicos más antiguos. En Sevilla contamos con algunas de ellas que son de carácter monumental. Destacaré a cuatro de ellas

La de la Casa de las Dueñas asombra por su amplitud y por su espléndido artesonado construido por Martín Infante en 1571.

casa de las dueñas 8

La escalera de Juan de Oviedo en el antiguo convento de la Merced, actual Museo, que comunica sus tres patios, es buena muestra de cómo en el Manierismo y en el Barroco se le da a las escaleras un aspecto singular y monumental.

museo 5

Una de las más desconocidas y, a su vez, extraordinaria es la del antiguo convento de los Terceros, actualmente sede de Emasesa. El uso de dobles columnas toscanas le da un aspecto transparente de pleno efectismo Barroco. Es obra de fray Manuel Ramos, entre 1609-1697.

convento de los terceros

Del mismo autor que la anterior es la majestuosa escalera del palacio Arzobispal, donde adquieren protagonismo las pinturas al temple de Juan de Espinal de 1781 que producen en la bóveda, con su arquitectura imaginaria con querubines voladores y ángeles que se asoman a una ilusoria balconada, una sensación de mayor altura.

palacio arzobispal

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Catedral de Jerez de la Frontera - foto de Miguel Zapke

Jerez es muy british

Lauda de Íñigo lópez foto de juan pablo navarro de maratania

Lauda de Íñigo lópez – foto de maratania