Casas

Las Escaleras Monumentales en Sevilla – 162

La escalera es uno de los elementos arquitectónicos más antiguos. En Sevilla contamos con algunas de ellas que son de carácter monumental. Destacaré a cuatro de ellas

La de la Casa de las Dueñas asombra por su amplitud y por su espléndido artesonado construido por Martín Infante en 1571.

casa de las dueñas 8

La escalera de Juan de Oviedo en el antiguo convento de la Merced, actual Museo, que comunica sus tres patios, es buena muestra de cómo en el Manierismo y en el Barroco se le da a las escaleras un aspecto singular y monumental.

museo 5

Una de las más desconocidas y, a su vez, extraordinaria es la del antiguo convento de los Terceros, actualmente sede de Emasesa. El uso de dobles columnas toscanas le da un aspecto transparente de pleno efectismo Barroco. Es obra de fray Manuel Ramos, entre 1609-1697.

convento de los terceros

Del mismo autor que la anterior es la majestuosa escalera del palacio Arzobispal, donde adquieren protagonismo las pinturas al temple de Juan de Espinal de 1781 que producen en la bóveda, con su arquitectura imaginaria con querubines voladores y ángeles que se asoman a una ilusoria balconada, una sensación de mayor altura.

palacio arzobispal

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Catedral de Jerez de la Frontera - foto de Miguel Zapke

Jerez es muy british

Lauda de Íñigo lópez foto de juan pablo navarro de maratania

Lauda de Íñigo lópez – foto de maratania

El patio de las Muñecas del Alcázar y la casa de Altamira – 157

El patio de las Muñecas es el modelo del patio sevillano. Alrededor de aquel se encontraban las estancias domésticas del Alcazar y, por eso, no extrañan sus pequeños dimensiones, su carácter recoleto, su luz matizada que mueve al descanso y a la tranquila charla. Los nobles sevillanos imitaron este modelo en sus mansiones y lo herederó la casa-patio del XIX.

Sin duda, entre los palacios sevillanos, el que en mayor medida lo imita es la casa de Altamira, cuyo origen se remonta al siglo XIV con Diego López de Stúñiga, justicia mayor de Castilla y León y co-regente durante las minorías de edad de Enrique III y Juan II. Diversas estancias se inspiran en el salón de Embajadores, en el patio de las Doncellas y, por supuesto, en el patio de las Muñecas., siendo su llamado patio de los Azulejos un trasunto de éste.

alcázar casa de altamira 2 casa de altamira

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
El Azulejo

El Azulejo

El muelle de hierro

La Huelva Inglesa

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

La Casa de las Dueñas – Un palacio con vida – 155

♦ Dos veces he tenido la fortuna de entrar y, aunque es posible que no vuelva a tener esa oportunidad, debo admitir que si es así, tan vivo y tan bell0, es porque es un huerto cerrado.

La Casa de las Dueñas tiene vida, espíritu. alma. Mientras otros edificios históricos se han contagiado de la frialdad burocrática de las instituciones que albergan o se le ha fosilizado su belleza al convertirse en museos, la residencia sevillana de los Alba regala todavía la elegancia, la belleza y la historia centenaria de su familia.

Pasearse por su patio principal con su encantadora fuente rodeada de calas. subir por su grandiosa escalera y llegar a su galería alta, donde las mecedoras nos invitan a descansar, es un placer sin igual. Una gallina kitsch, jarrones, flores, sillas, frescos renacentistas forman un variopinto escenario combinado con una inteligente delicadeza. Traspasar la puerta y llegar al salón del Piano y ascender con la mirada a los artesonados mudejares, sobrecogerse con el majestuoso comedor y descansar en el pequeño oratorio y seguir dando vueltas sabiendo que mientras lo recorres, ese espacio, ese tiempo es, de alguna manera, tuyo, es un privilegio que sólo se puede, humildemente, agradecer.

Casas Sevillanas - Maratania31

La Galería Alta de la Casa de las Dueñas en nuestro libro Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco

Dos veces he tenido la fortuna de entrar y, aunque es posible que no vuelva a tener esa oportunidad, debo admitir que si es así, tan vivo y tan bell0, es porque es un huerto cerrado. No puedo dejar de elogiar que así sea porque quizá pronto deje de serlo y por unos pocos euros será nuestro aunque, entonces, poco a poco, irá perdiendo su espíritu y empezará a morir, quizá, porque este adocenado tiempo en que vivimos no le deje ya vivir a su manera.

casa de las dueñas 2 casa de las dueñas 1casa de las dueñas 3casa de las dueñas 58jpgcasa de las dueñas 5casa de las dueñas 4 casa de las dueñas 7

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Los azulejos de la Casa de Pilatos de los hermanos Pulido – 152

Cuando uno visita la Casa de Pilatos la mirada se extravía pues muchas cosas son las que llaman la atención. Entre ellas, sin duda, merece la pena recrearse en los zócalos de azulejos de cuenca que adornan el patio, salones, escalera, techumbres y jardines.
Son obras de la década de 1530 de los hermanos Diego y Juan Pulido. Ellos son autores de los paños de azulejos que cubren en su totalidad el Cenador de Carlos V en el Alcázar y de su taller salieron también piezas para la Alhambra granadina. Inspirados en la tradición mudéjar, la imaginación de los hermanos les llevó a crear más de 150 modelos diferentes.
azulejos casa pilatos

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Un Cupido en la Casa de la Algaba – 148

La casa de AlgabaA este bello Cupido renacentista tuve la suerte de fotografiarlo en  La Casa de Algaba cuando hacía fotos para nuestro libro Casas Sevillanas. Lo descubrí en uno de los despachos y me encantó. En ese momento no caí en la cuenta de que este motivo aparecía reiteradamente en el friso  que recorre la sala alta del torreón. El libro El Palacio de los Marqueses de la Algaba de Oliver y Pleguezuelo me ha permitido caer en la cuenta de ello. Traigo aquí las fotos de este erote y del friso que hice en aquella visita.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

casadealgaba 2

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

La Torre de don Fadrique – 146

La torre de don Fadrique me evoca a mi infancia en el barrio de San Vicente. Su estampa huidiza me incitaba a buscarla entre las calles o a encontrarla certeremente desde la azotea de mi casa. Y me trae a la memoria a mi padre, médico durante largos años de las monjas del convento de  Santa Clara donde se hospeda la torre.

Mi recuerdo más reciente lo debo a la edición de Casas Sevilanas. Durante toda una mañana tuve la oportunidad de retratarla, de recorrerla e, incluso, de entrar y subir por sus ruinosas escaleras y disfrutar de la Sevilla que se asomaba a su balcón con el sol en el levante camino del mediodía.

Sólo cuatro años habían pasado desde la Reconquista de Sevilla, cuando, en 1252, el infante don Fadrique, hijo de Fernando III, la mandó construir como torre exenta de su palacio. Bien sabréis que en 1277, su hermano, Alfonso X, ordenó su ejecución acusandolo de conspirar para derrocarlo. Y, así, la vida sigue igual, seguimos construyendo torres altas y conspirando por nuestras causas y luego ¡zas! todo acabó.

Torredon fadrique fadrique

Vista desde la Torre de don Fadrique

Vista desde la Torre de don Fadrique

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

La Adriática – El remate neomudéjar de la avenida de la Constitución sevillana – 115

La adriatica

Epiau tuvo el acierto de rematar el final de la avenida con una airosa torre en que emplea una amplia gama de recursos y un preciso dibujo.

La actual avenida de la Constitución la constituían la calle Génova, desde el Ayuntamiento, la de Gradas, al paso por la Catedral, la de la Lonja, delante del Archivo de Indias y, a continuación las edificaciones del Seminario de Santa María de Jesús y la Casa de la Moneda desde donde intrincadamente se llegaba hasta la Puerta Jerez.

Con el alcalde Antonio Halcón y Vinent, Conde de Halcón (1909-1913), el “alcalde palanqueta”, se transformó esta zona atendiendo más al criterio escenográfico que permitiese la visión de los distintos monumentos desde la Puerta Jerez al Ayuntamiento que al de conseguir una mejora funcional.

La apertura de la avenida permitió el levantamiento de numerosos edificios de estilo regionalista. En este contexto, José Espiau y Muñoz (1884-1938) realizó entre 1912-1913 el edificio neomudéjar de la Adriática. El autor tiene el acierto de rematar el final de la avenida con una airosa torre en que emplea una amplia gama de recursos y un preciso dibujo. Las cuatro plantas se decoran de forma diversa, desde la más compleja de la principal a la más simple del ático. Una cúpula decorada con cerámica vidriada lo cubría, ésta fue demolida en los años setenta y volvio a reponerse tras su reciente remodelación.

Espiau evolucionó como muchos de sus generación desde el modernismo, del que es el autor más prolífico, al regionalismo. En Orfila 11, logró uno de los mejores ejemplos del modernismo en nuestra ciudad. De su etapa regionalista sobresalen la Ciudad de Londres, la Adriática y el hotel Alfonso XIII.

En los bajos de la Adriática se encuentra la conocida confitería Filella, fundada en 1935, con sus excelentes dulces y sus deliciosas torrijas.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

maratania

Maratania – Edición, maquetación, diseño y servicios editoriales – Sevilla

La arquitectura regionalista. Una fantasía para una Sevilla ideal

La arquitectura regionalista. Una fantasía para una Sevilla ideal

La arquitectura regionalista. Una fantasía para una Sevilla ideal – 113

♦ Fue decisiva la reforma que Barris inició en 1908 de la casa de los Sánchez Dalp en la plaza del Duque, hoy desaparecida.

Plaza de América

La arquitectura regionalista ha tenido una enorme popularidad entre los sevillanos. Quizá sea porque su argumentario se dirigía a todo lo que aquel tenía en su imaginario, desde la tradición mudejar a la ciudad imperial, y porque su carácter propio dotó a la ciudad de una personalidad arquitectonica que la distinguía de cualquier otra, fundiéndose con elegancia con el extraordinario legado de su patrimonio histórico. Con ella, la fantasía de una ciudad imaginada e ideal tuvo su cauce.

El estilo regionalista tuvo sus antecedentes en obras como la casa Guardiola (1891) de Gómez Otero, el Costurero de la Reina, obra de Talavera de la Vega de 1893 o la Estación de Córdoba de José de Santos (1898). Tuvo una importancia decisiva la reforma que Barris inició en 1908 de la casa de los Sánchez Dalp en la plaza del Duque, hoy desaparecida, donde utilizó una mezcla de estilos históricos que sirvió para la formación de numerosos artesanos que trabajaron en obras posteriores.

El estilo adquirió carácter oficial con los preparativos de la Exposición Iberoamericana y con el Concurso de Fachadas de Casas de Estilo Sevillano convocado por el Ayuntamiento en 1912, que recomendaba el uso de los estilos históricos propios de Sevilla, excluyendo expresamente el estilo modernista.

Sin duda, el autor más importante es Aníbal González, autor de la Plaza de España. Espiau creó obras tan conocidas como el lujoso hotel Alfonso XIII en donde da muestras de su elegante estilo. En Talavera y Heredia se manifiesta la incorporación del lenguaje barroco, con obras como el puente de San Bernardo.

En próximas entradas haremos un repaso por los más interesantes edificios sevillanos de este estilo

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin