Maratania

Elogio de los retos y del trabajo repetitivo

¿Debo hacer de la repetición aburrimiento? ¿Debo considerar cada reto una ocasión para dejarme ganar por el miedo y la ansiedad? La respuesta clara es que no

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco

Portada de Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco con textos de Teodoro Falcón

Es natural desear que tu trabajo esté siempre ligado a la creatividad o que conecte con aquello que es tu vocación. Hace muchos años, en el IESE, se me quedó grabado para siempre lo que nos enseñaba el profesor Luis Huete: hablaba sobre la remuneración de nuestro trabajo y distinguía entre el salario material y el salario mental. Éste consistiría en todo aquello que nos hace sabroso nuestro esfuerzo diario. Unos buscan más un salario que otro. En mi caso, la búsqueda de salario mental es lo que me movió a fundar Maratania. Escribiendo, fotografiando, editando, diseñando y maquetando libros, revistas o simples folletos obtengo momentos de claro placer creativo. Sin embargo debo reconocer que a éstos se unen numerosas actividades que son repetitivas y retos que hay que superar cada día.

Entonces, debo preguntarme: ¿Debo hacer de la repetición aburrimiento? ¿Debo considerar cada reto una ocasión para dejarme ganar por el miedo y la ansiedad? La respuesta clara es que no; pero convertir lo reiterado en divertido y el reto en gozo requieren una mirada abierta por nuestra parte. Debo reconocer que no siempre lo consigo, pero te aseguro que sí busco que todo lo que hago me apasione.

Buscando ejemplos en tareas recientes, me es fácil encontrar trabajos que me han resultado fácilmente gratificantes: acabar nuestro libro Casas Sevillanas que saldrá en breve a le venta, diseñar y maquetar la revista del Caballo Español o la realización de los folletos e invitaciones para la inauguración de la iluminación artística del palacio Arzobispal. Junto a ellos, puedo citar trabajos repetitivos como el transformar un libro de la Junta de Andalucía sobre la estrategia energética de nuestra región en castellano en otro en inglés o como la propia versión inglesa del Caballo Español. Todos ellos son, en gran medida, un constante «corta y pega».

El Caballo Español

Trabajos, como las revistas de «El Caballo Español», debo hacerlos primero en castellano y luego repetirlos en versión inglesa

Pero la cosa no está tan clara; en los trabajos «creativos» hay muchas labores reiterativas. Salvando la inalcanzable distancia ¡cuántos golpes de martillo aparentemente iguales tuvo que dar Miguel Ángel para esculpir su gigantesco David! A su vez, en los que consideramos «repetitivos» se puede buscar el gusto buscando nuevas fórmulas para hacerlo diferente, mejor y mas rápido. Y, en conclusión, de todos ellos nos debe quedar la satisfacción del trabajo bien hecho, de construir algo nuevo, de haber superado un reto.

Y de esto último quiero escribir para concluir. Si en lo anterior prácticamente hablábamos de divertido o aburrido, al hablar del reto, hablamos de algo muy profundo. Desde los pequeños a los grandes, nuestra posición ante éstos nos habla de nuestra actitud ante la vida. Podemos hacerla una reiterada y sin arreglo secuencia de miedos o inquietudes, o una creativa superación de nuestros límites, en un mejor conocerse a uno mismo y alcanzar nuestro mejor yo. Al fin y al cabo, lo de siempre, lo que ya los griegos inscribieron en el templo de Apolo en Delfos: «Conócete a ti mismo».

Así, la reiteración y los retos  nos suponen una oportunidad, no sólo de divertirnos, sino de algo más importante: ser mejores. Y, en ese camino, debemos evitar siempre abrumarnos por nuestros fallos y equivocaciones, ya que solo la humildad de perdonárnoslos nos dará la oportunidad de gozar plenamente de lo alcanzado. Al menos, intentémoslos, algo, al menos, avanzaremos.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace)
Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

maratania

Maratania – Edición, maquetación, diseño y servicios editoriales – Sevilla

A propósito de la Semana Santa sevillana y sus experiencias inefables – 137

La macarena

No sé que sería, si la luz de la mañana, si la lenta cadencia del palio, si su mirada; sí sé que el momento fue más allá de lo que puedo explicar, que estuvo dentro de esas experiencias inefables en las que el alma se manifiesta y vives el momento pleno e intenso

Al escribir sobre la espadaña de San Juan de la Palma, me vino a la memoria la vivencia más intensa que me ha regalado la  Semana Santa. Seria por los años ochenta y, claro está, era un Viernes Madrugada; la noche había sido memorable pero nos aguardaba lo mejor. Quedábamos mi primo Enrique y yo; estábamos de espaldas a la Casa de los Artistas en la calle Viriato, frente a la espadaña, y vino la Macarena. No sé que sería, si la luz de la mañana, si la lenta cadencia del palio, si su mirada; sí sé que el momento fue más allá de lo que puedo explicar, que estuvo dentro de esas experiencias inefables en las que el alma se manifiesta y vives el momento pleno e intenso. Ya sé que poco te cuento de por qué pasó, ya que solo me queda la memoria difusa de lo visto y el recuerdo imborrable de un profundo sentimiento. Acabado todo, mi primo y yo nos miramos y nos preguntamos: ¿tú también? sí, yo también. La cosa es que creo que  esa experiencia privilegiada había sido compartida, probablemente, por la mayoría de los que estábamos allí. Una vivencia que la Semana Santa sevillana, de manera análoga al arte o a la mística, nos ha ofrecido alguna vez, al menos, a todos a los que la hemos disfrutado y, si eres de ellos, tus recuerdos serán los míos.

Una experiencia parecida, también con Enrique, me ocurrió en Portugal. La casualidad nos hizo pasar junto a Fátima. No pensábamos parar pero, ya que estábamos a la vera, lo hicimos. Los que me habéis leído bien sabéis que soy creyente y, sin embargo, el lugar y el templo no me resultaban atractivos con su insulsa e incoherentemente sin alma arquitectura de muchas iglesias del siglo XX, desvinculada tanto de la tradición como de la modernidad. Quiero decir, que la antesala de la experiencia era completamente la contraria de la anterior, en la que la hermosura de lo previo había sido el antecedente de aquella. La cosa es que avanzamos por la explanada y atravesamos la portada. Nos quedamos a los pies de la nave. El interior era tan insulso o más que el exterior y, sin embargo, a pesar de que no había nada externo que me atrajese, sólo sentía ganas de quedarme allí, quieto, en silencio. Pasó un buen rato y salimos. De nuevo la pregunta: ¿tú también? sí, yo también.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

maratania

Maratania – Edición, maquetación, diseño y servicios editoriales – Sevilla

La Espadaña de San Juan de la Palma – 136

Espadaña de San Juan de la PalmaSevilla es ciudad de torres y espadañas. Mientras unas nos miran, las otras parecen ensimismadas con sus ojos entornados y humildes. Entre ellas está la de San Juan de la Palma, remate del envoltorio barroco que cubre a la iglesia mudéjar. El «Se acabó año de 1788» en azulejo blanco con letras azules sobre el hueco de las campanas nos informa de su juventud. Y así, queriéndola  humilde, joven y hermosa, cuando mis pasos se adentran por la calle Feria, no dejo de saludarla, esperando, algún día, atrapar su mirada.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. Un libro que nos abre las más exquisitas mansiones de Sevilla

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

maratania

Maratania – Edición, maquetación, diseño y servicios editoriales – Sevilla

Sevilla y la Virgen del Pilar – 135

Virgen del Pilar Catedral de Sevilla

Virgen del Pilar de la Catedral de Sevilla

♦ La devoción a la Virgen en su advocación del Pilar está muy arraigada en nuestra ciudad de Sevilla.

Aunque sevillano, corre por mis venas añeja sangre aragonesa. Mi madre, María Pilar, natural de Zaragoza, pertence a una familia afincada durante siglos en el el aniguo reino de Aragón. Es por ello que la devoción a la Virgen del Pilar me la transmitió desde pequeño. Sin embargo, la devoción a la Virgen en su advocación del Pilar es algo muy arraigado en nuestra ciudad de Sevilla.
Así, existe el relato de que San Pío, obispo de Sevilla y de oficio escultor, fue testigo con Santiago apostol de la aparición de la Virgen del Pilar en el año 40 D.C a las orillas del Ebro. Este le encargó que, a su vuelta a Sevilla, esculpiera una imagen de la Virgen sobre un pilar, a la manera que ellos habían presenciado, para presidir las reuniones de los primeros cristianos. Así fue, trasladandose la imagen, siglos depués, a la basilica de San Vicente*. Con la invasión sarracena, esta imagen se perdería. (A mis hermanos y a mí hay algo que nos une a esta leyenda: somos sevillanos y medio zaragozanos y, además, hemos vivido durante toda nuestra infacia y juventud en la calle San Vicente* donde la Virgen del Pilar siempre estaba presente en nuestra casa).
Esta historia puede estar vinculado al hecho de que la Virgen del Pilar presida la capilla que se encuentra a la entrada de la Catedral por su cabecera en la puerta de Palos. ¿Podría ser que existiese en aquella época la tradición de que la Virgen del Pilar fue la primera patrona de Sevilla y que por eso se cediese a los caballeros aragoneses que entraron en Sevilla tras la Reconquieta una capilla tan privilegiadamente situada? No lo sabemos, pero, en cualqueir caso, podemos disfrutar de la excelente talla que esculpió Pedro Millán hacia 1500 y que preside dicha capilla.

Por otro lado, la devoción está vinculada a la parroquia de San Pedro, donde, de la misma manera que en la catedral, se vincula la Hermandad de Nuestra Señora del Pilar y Santiago Apostol a esos primeros caballeros aragoneses que vinieron con el rey san Fernando. En su capilla se venera una imagen del Pilar del siglo XVIII.

De principios del siglo XX es la talla de la Virgen del Pilar que se halla en el Santo Ángel. En esta iglesia, la comunidad aragonesa en Sevilla celebra cada 12 de octubre el día de la Virgen con una Santa Misa. En ella, los bellos trajes tradicionales de Aragón se unen al canto y al baile de la sonora, bella y profunda jota.

Sólo quiero referir un caso más, quizá el más conocido. En el paso de nuestra amada Esperanza Macarena, detrás del llamador, se encuentra una réplica en plata de la Virgen del Pilar. Así, cada madrugada, la devoción más popular se une a la más antigua para pasearse por Sevilla.

La cosa es que el relato de San Pío, sea cierto o no, me lleva a meditar sobre cosas que son reveladoras de nuestra ciudad. Lo primero, es la indiscutible devoción mariana de Sevilla; lo segundo es que sea un escultor nuestro primer obispo, cuando la escultura, cuando la imaginería, es tan relevante, a través de las imágenes que procesionan en la Semana Santa, en la religiosidad sevillana; y lo tercero es más universal, el sentido simbólico del pilar:

Pilar se asocia a la solidez que da confianza; sobre un buen pilar podemos construir un edificio seguro. La columna asocia el suelo y el cielo; por ello, es María soporte que nos acerca de la tierra al cielo. La columna nos asocia con la arquitectura, con el templo, con la construcción que hacemos entre todos para habitarla en común. ¡Sí, con la arquitectura! arte tan querido para mí y tan afín a las entradas de esta bitácora.

*Nota: La iglesia de San Vicente a la que se refiere la leyenda de San Pío sería probablemente la hace poco descubierta en el patio Banderas y no la actual parroquia de ese nombre aunque esta también se asienta sobre una antigua basílica paleocristiana.
 
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

maratania

Maratania – Edición, maquetación, diseño y servicios editoriales – Sevilla

El Mercado de la calle Feria – Dos fotos, 10 años

Acercarse por la calle Feria y adentrarse por los pasillos de su Mercado es obligado para cualquier sevillano o forastero que quiera conocer el alma de Sevilla. Esto pienso y, por ello, no es extraño que haya aparecido en el primer libro de Maratania, Sevilla, una Mirada en el Tiempo (2000), y en Sevilla, la Ciudad y la Provincia (2011). La casualidad quiso que, en ambos libros, apareciese el mismo pescadero; eso sí, con diez años de diferencia:

sevilla, una mirada en el tiempo

Sevilla, una Mirada en el Tiempo (2000). Fotos: Miguel Zapke

Sevilla, Ciudad y Provincia

Sevilla, Ciudad y Provincia (2011). Fotos: Maratania

 

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

maratania

Maratania – Edición, maquetación, diseño y servicios editoriales – Sevilla

Pedro Tortolero – Memoria de la Sevilla del XVIII – 133

Mucho de lo que conocemos de cómo era Sevilla en el siglo XVIII se lo debemos a él.

Pedro Tortolero se me ha aparecido dos veces este año. ¿Pedro Tortolero? ¿Quién es Pedro Tortolero? Pues fue un pintor, grabador y dorador del XVIII, discípulo del Domingo Martínez, el principal pintor sevillano del periodo. Como pintor, se conservan pinturas de factura endeble en la iglesia de San Nicolás de Bari y se le atribuyen las más interesantes pinturas murales de la parroquia de San Isidoro. Se sabe que murió en 1767 cuando dirigía las obras de decoración de la capilla sacramental de la Iglesia de Santa Catalina.

Es como grabador como descolló y mucho de lo que conocemos de cómo era Sevilla en el siglo XVIII se lo debemos a él: la Catedral, el Ayuntamiento, el Hospital de las Cinco Llagas, San Telmo, la Torre del Oro fueron minuciosamente representadas por su gubia.

Y decía que se me apareció dos veces. La primera fue en la preparación de nuestro próximo libro: Sevilla, casas sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco. En ella aparecerá publicada la más conocida de sus obras: La entrada de Felipe V en la ciudad de Sevilla en 1729. En ella se representa a la comitiva real atravesando el puente de Barcas, traspasando un arco triunfal y cruzando la ciudad con la catedral al fondo.

Pedro Tortolero entrda de Felipe V en Sevilla en 1729 2

Entrada de Felipe V en Sevilla en 1729 – Fundación Focus-Abengoa

Nuestro Padre Jesús de la Pasión – El Archivo de Pasión de Francisco Navarro

La segunda ocasión ha sido con nuestra nueva Bitácora: El Archivo de Pasión de Francisco Navarro. Repasando el material del archivo, descubrí que la representación más antigua de Nuestro Padre Jesús de Pasión era obra de Tortolero de 1747 y que este era hermano de la cofradía. Es una bellísima obra que !cómo no¡ representa en el fondo a la ciudad de Sevilla.

Mi imaginación me representa a Tortolero como al sevillano de siempre enamorado de su ciudad: paseando por ella, parándose en sus monumentos, cruzando sus calles, participando de sus tradiciones, miembro de los cortejos, espectador de la ciudad. Y me lo imagino como un hombre bueno que disfrutaría con un buen vino con sus amigos y compartiendo su vida con su famila, bienhumorado, sencillo, amable.

Su ciudad no lo recuerda con el nombre de una calle pero da igual; él la recuerda a ella como fue algún día hace ya casi 300 años.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

maratania

Maratania – Edición, maquetación, diseño y servicios editoriales – Sevilla

El Archivo de Pasión de Francisco Navarro Sánchez del Campo – 132

Mi padre, Francisco Navarro, con mi madre, María Pilar de Rivas, en la plaza de San Francisco

Mi padre, Francisco Navarro, con mi madre, María Pilar de Rivas, en la plaza de San Francisco

Francisco Navarro Sánchez del Campo, doctor en medicina, ginecólogo y propietario de la ya desaparecida clínica de Nuestra Señora de los Reyes, estuvo vinculado desde su niñez a la sevillana Archicofradía Sacramental de Pasión. Perteneció a su Junta de Gobierno durante más de 40 años y fue su Hermano Mayor de 1988 a 1992. Fue, a su vez, Medalla de Oro de la Hermandad.

Durante todos estos años fue recopilando documentos sobre toda la historia de ésta, desde sus comienzos hasta la actualidad, muchos de ellos, originales. Los, cómo él denominaba, «Mis Libros de Recuerdo de Pasión, intentan abarcar la historia, hasta en su «letra menuda», de la Hermandad. Muchos hermanos de Pasión pasaron por su despacho en la calle San Vicente para examinarlos y disfrutarlos. Como depositario de este archivo es mi intención el irlos mostrando desde la  bitácora «El Archivo de Pasión de Francisco Navarro Sánchez del Campo»  poco a poco para su general conocimiento.

———————————

El Archivo contaba con un gran número de grabaciones que abarcaban los más importantes acontecimientos de Pasión durante 30 años hasta 1995. En dicho año, las donó a la Hermandad de Pasión.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

La parroquia de Omnium Sanctorum – La asamblea de todos los santos – 131

Tumba de los guzmanes

Cuando empezó el verano y decidí darme un descanso en la bitácora, me fui con la idea de que el siguiente artículo tratase sobre la iglesia de Omnium Sanctorum y, especialmente, de las tumbas de los Guzmanes. Lo que no previne es que, a finales de agosto, la hora infinita llegaría para mi padre. Y así, desde entonces, aprendo a convivir con el rumiar de recuerdos que lleva el duelo, con la aceptación de lo perdido y la frustración por lo deseado que ya nuca será. Y, por ello, no me extraña que, al pensar de nuevo en este artículo que quería escribir, la melancolía lo impregne y se una a él.

Y así, pensando, caí en la cuenta de que, ¡oh casualidad!, Omnium Sanctorum no está dedicada a san Pedro, a san Pablo ni a cualquier otro sino a todos los santos. ¿Y no son ellos sino todos aquellos que un día tú amastes y ya pasaron la puerta en la que encotraron a Cristo, quien transformó la negra noche en un luminoso día de suave brisa?. Y la tumba de los Guzmanes, ¿no sabes que están vacías como la del Resucitado y que solo debes recrearte en la contemplación de su belleza y atisbar la Belleza que tu padre ya contempla?.

Recuerdo los días de mi infancia cuando te admiraba; de mi juventud. cuando te situé en el estrado de mi juicio sumarísimo; y de adulto, cuando te acepté y te cuidé, aunque añorando los días que no fueron. Y así, en este pensar, me pongo en hoy, cuando me gustaría saber cómo escucharte sin saber cómo me oyes. Y desde ese no saber, doy las gracias a la Iglesia de todos los Santos que me invita a no tener miedo ni a la muerte ni a la vida y me ofrece encontrarte, parafraseando a Teilhard de Chardin, en la Eucaristía, ya que todas las comuniones de una vida constituyen una sola comunión y las comuniones de todos los hombres presentes, pasados y futuros constituyen una sola comunión… y saber que allí, padre, me oyes y aprender a escucharte.

Y, allí, contigo, amigo que me lees, querría encender una vela que nos ilumine y contemplar la belleza de esas tumbas vacías que nos recuerdan que tú, que yo, que él, seremos para siempre eternos junto a Él, junto a mi padre, junto a aquel que un día amastes.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

maratania

Maratania – Edición, maquetación, diseño y servicios editoriales – Sevilla