Maratania

La casa de la condesa de Lebrija – Sevilla – 52

La casa de la condesa de Lebrija en Sevilla 360º - Maratania

La casa de la condesa de Lebrija en Sevilla 360º – Maratania

Levantada en el siglo XV y reedificada en el XVI, debe su personalidad a Regla Manjón, condesa de Lebrija, que la adquirió a finales del siglo XIX. A la calle Cuna se abre la sobria portada de mármol de procedencia genovesa del XVI que cierra una espléndida puerta de caoba maciza. El zaguán presenta un hermoso pavimento romano y un espléndido zócalo del XVIII que representa las estaciones, las partes del mundo y los sentidos corporales.

La planta responde al modelo sevillano con zaguán y patio principal. Sin embargo, combina los más variados elementos como consecuencia de las reformas que llevó a cabo la condesa de Lebrija entre 1902 y 1914. Esta poseía unas tierras cercanas al anfiteatro de Itálica cuando, al estar excavando para hacer un pozo, aparecieron parte de los objetos romanos que hoy se encuentran en el palacio. El deseo de conservarlos y disfrutarlos le llevó a incorporarlos al palacio.

El patio principal lo flanquean cuatro galerías irregulares. Los arcos se decoran con profusa decoración de yeserías mudéjares, reproducción moderna siguiendo los modelos de la época. El centro del patio lo ocupa un mosaico romano formado por medallones con estrellas, flores o motivos mitológicos como Leda y el Cisne, Europa, o Ganímedes dando de beber al águila.

La espléndida escalera principal ocupa uno de los ángulos del patio. La condesa de Lebrija escribió lo siguiente: “La magnífica, la sevillana escalera de esta casa, es exclusivamente mi obra… para decorarla, sólo he utilizado auténticos despojos de los siglos XVI y XVII próximos a desaparecer, el elegante artesonado, el rico friso, y los graciosos azulejos”.

El nombre de la calle donde se encuentra procede de 1558, cuando el arzobispo Fernando de Valdés fundó la Casa Cuna para recogida de niños expósitos, institución que funcionó aquí hasta 1917.

(Extraído de Sevilla 360º de Editorial Maratania)

La casa de la condesa de Lebrija en "Casas Sevillnas desde la Edad Media hasta el Barroco" con textos de Teodoro falcón

La casa de la condesa de Lebrija en «Casas Sevillnas desde la Edad Media hasta el Barroco» con textos de Teodoro Falcón

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

¿Quién está detrás de cada perfil de Facebook? – 51

El otro día coloqué este comentario en facebook:

Es curioso esto del facebook y del twitter, aquí somos amigos, nos ponemos «me gusta», comentamos nuestras chorradas de cada día y, en la calle, somos desconocidos. Creo que me voy a poner una pegatina en mi camisa con mi perfil de facebook «pa» que me reconozcan.

A partir de aquí, mis amigos y yo, empezamos a comentar sobre el feisbuq

¿Tú crees que alguien es capaz de tener 300.000 amigos en el caralibro?

Marmen dijo: al final de los cientos de amigos, la mitad lo son para cotillear, la tercera parte de familia, un 1% compañeros de trabajo, 10 o 12 compañeros de colegio de cuando jardín de infancia, seis o siete amigos de amigos y 4 o 5 son de los que casi todos los dias comentas y estas esperando alguna foto, cualquier día borro a la mitad de los míos.

¿Nos sobran amigos en nuestras listas de Fb? ¿Eres un mirón? ¿Comentas todo? ¿Cuelgas fotos, vídeos, enlaces?

Me gustaConocidos y desconocidos

Te imaginas estar tan tranquilito, tomándote una cerveza, y que en cada comentario viniese alguien con un «me gusta» y que de una charla de dos acabasen participando todo el bar. Eso en facebook es posible. Comentamos y opinamos libremente de frases de desconocidos. Aquí se actúa como los niños en un parque. Los niños no tienen reparo de ponerse a jugar con otro niño desconocido. Aquí recuperamos eso que hacíamos en la infancia.

Aparte de eso, yo he conocido cosas de amigos míos que desconocía y he recobrado el contacto con algunos que tenía perdidos

Juan Luis decía que le ha pasado ya dos veces ir por la calle y acercárseme a preguntarme ¿me conoces’? si espera… ¿del Facebook? Claro, soy fulanita…. y tan amigos ahora, nos vemos para tomar café y eso. O sea que también es algo real y tangible y… !una casualidad!

¿Será verdad que tengo menos de 25?

¿Qué hay de verdad sobre la información de tus «amigos»? Solo se puede especular o empezar a hacer cuentas con las cosas que aparecen en cada información. Pero todo lo que viene en Información ¿es verdad?

Juan Luis dice: yo soy muy exigente con mis contactos y solo acepto solicitudes de gente que conozco de alguna manera y, si no, antes de añadir pregunto al amigo en común por el que sea y borro los que me salen rana, que dos o tres ha habido. ¡No entiendo como se puede tener 300, 500 amigos!

En mi perfil personal es lo que hago, privacidad 100% y mis amigos y conocidos. Pero mi perfil público, el de Maratania, es cierto que me ha permitido conocer gente interesante e, imagino, que me conozcan.

Diversidad de opiniones

Una cosa muy buena de tener «amigos de facebook» que no son tus amigos de siempre es que contemplas una inmensa variedad de opiniones y te ayuda a ser más abierto y a reflexionar mejor sobre tus pensamientos. Eso es así, porque el facebook con sus limitaciones es un medio escrito y la escritura obliga a la pausa del pensar. En ese sentido, facebook te hace crecer.

Y facebook es un inmenso oceano de erratas. Debe de haber maravillosos y desastrosos equívocos con eso de la escritura rápida.

Realidad virtual

Oswaldo, siempre ha pensado que pasar de lo virtual a lo real es un proceso, personalmente todavía me gusta escuchar la voz de las personas, las señales físicas, la risa real, la conversación real. Quizas soy de la vieja generación que todavía cree en la amistad, en el amor y en que podemos vivir plenamente.

Yo creo que esto no es virtual, es real, real con letra pequeña pero real. Tú me escribes, me haces pensar y te respondo. Aunque claro, qué mejor que compartir una velada con la gente que quieres.

Pensamiento leve

Bueno, aquí llegaron nuestras opiniones, muy superficiales, muy vagas, muy facebook.


Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

Ya son 50 los artículos de la Bitácora de Maratania – 50

Con éste, ya son 50 los artículos de esta bitácora desde que arrancó a finales de enero de este año. No está mal, me parece. Los escribo cuando puedo y durante el tiempo que no tengo. Reconozco que me gusta y que produce una clara satisfacción el saber que alguien te lee, que te comunicas.

Empecé a escribirlo para dar a conocer a mi empresa Maratania, donde  compaginamos la edición de libros con servicios editoriales y de diseño. Desarrollamos trabajos de toda índole; imagen corporativa, folletos, revistas, libros institucionales, etc. Si queréis, podéis visitarnos en www.maratania.es

Hemos tratado diversos temas, no siempre relacionados con el objeto social de Maratania.

Estos son los artículos más leídos:

Las Setas de la plaza Mayor de Sevilla. Mi opinión sobre el polémico Parasol Metropol de la plaza de la Encarnación sevillana. Opino sobre las luces y sombras de esta obra multimillonaria.

El Azulejo. Expongo brevemente los distintos tipos de azulejos sevillanos desde el alicatado hasta el azulejo pintado.

La Clausura de Santa María de Jesús de Sevilla. Entramos en ella. La he visitado en varias ocasiones: cuando mi padre fue médico de la comunidad, cuando estábamos editando Sevilla 360º

A cada día su afán, Óscar Wilde y la casualidad (III). El remate a una serie de artículos sobre la casualidad: Casualidad, Santa Clara y The National y Sacar un ojo, cortar una mano; la casualidad (II) y el entusiasmo.

Nacho Vegas y el himno del centenario. Sobre su canción Lo que Comen las Brujas, inspirada en el Himno del Centenario del Sevilla F.C.

Niculoso Pisano – La lauda a Iñigo López de 1503.  La primera obra conocida de Niculoso Pisano en Sevila.

Otras entradas que no han tenido tantas lecturas pero que a mi me gustan especialmente son:

Miguel Zapke y la fotografía de 360º. Miguel es un extraordinario fotógrafo con el que arrancamos Maratania.

Encontrar un pez en una cueva. Hablamos de la cueva de la Pileta. Un tema andaluz, uno de los objetivos de esta página.

Shahbaz Bhatti y el tiempo del perdón. Era el ministro para las minorías religiosas de Pakistán y había recibido numerosas amenazas de muerte por su intento de derogar la ley sobre la blasfemia. Murió abatido a tiros. Dio un ejemplo extremo de fe católica, Su hermano ha perdonado ya a sus asesinos.

La web de Maratania renovada. Sobre nuestra nueva web.

La casa de los Pinelos. El primero de los 5 capítulos sobre esta casa sevillana del XVI. Hay que leerse los 5, creedme.

Un artículo de hace 150 años sobre el Corral del Conde. Publicado por Charles Yriarte en Le Monde Illustre en 1862.

Cartel Taurino de la Maestranza 2011 – José María Sicilia y los vikingos. Humor, mucho humor, sobre el cartel taurino de este año

¿Quién plantó el primer naranjo en las calles de Sevilla? (III) – Lo que yo creo. El remate a los artículos sobre el origen de los naranjos por las calles y plazas sevillanas.

Y muchos más en maratania.wordpress.com.

Muchas gracias y, ya sabéis, si tenéis necesidades de edición, diseño y maquetación, no dudéis en llamarnos.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

El Cartel Taurino de la Maestranza 2011 creado por Manzanares y Arrojado – 49

Manzanares durante la faena de Arrojado que fue indultado.EFE

Manzanares durante la faena de Arrojado. EFE

Me he emocionado al leer la crónica de Andrés Amorós sobre el indulto de Arrojado en la Maestranza. Nadie recuerda desde cuando un toro no salía indultado de la plaza sevillana. Ayer fue y yo no estuve allí. Mi ignorancia no me lo permite. Pero de ella proviene mi admiración al entendido, de igual manera que el aprendiz admira al maestro, el aficionado al artista, el incrédulo al creyente.

Y es que ayer, Arrojado pinto el cartel taurino del 2011. Eso tienen los toros, que como el hombre, pueden ser artistas. Sí, Arrojado es un artista y, como un artilugio de Alexander Calder, hizo arte en movimiento y, como una estatua de Fidias, su obra paró el tiempo. Sí, un toro pintó el cartel de este año. Se valió de un torero para pintarlo. Manzanares se llama y también es un artista que sabe que es la eternidad.

No, yo no estuve allí, pero cuando el Arte nace, el hombre que lo crea es todo los hombres y convoca a Dios para que lo vea. Y así, afirmo que tú y yo estuvimos allí, que fuimos Manzanares que lo toreó, que fuimos el público que lo vio, que fuimos Andrés Amorós que lo contó.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

Cartel Taurino de la Maestranza 2011 – José María Sicilia y los vikingos – 48

Me parece que la política de la Real Maestranza de ofrecernos carteles taurinos realizados por artistas contemporáneos consagrados es una apuesta inteligente. Como me decía un amigo maestrante, si siempre hubiesen hecho así, tendrían una colección incomparable: Goya, Picasso, Miró… Este año el autor es José María Sicilia (Madrid, 1954), una apuesta segura por uno de los mejores pintores que surgieron en los 80.

Sin embargo, cada vez que veo el nuevo cartel, no lo puedo evitar, veo un casco vikingo. Lo veo, lo vuelvo a ver, lo miro y lo miro y la mente se me bloquea: casco vikingo, casco vikingo, casco vikingo.

Esto ¿Cómo puede ser?. Pero ¿Qué tienen que ver los vikingos con Sevilla? ¡Claro! los vikingos atacaron nuestra ciudad en el 844. La cosa sería así: traerían los barcos llenos de toros de lídia. Los soltaron en la marisma al grito de Thor, Thor, Thor (su dios más venerado). Los pobres marismeños correrían despavoridos: ¡qué vienen los thoros, qué vienen los thoros! Hasta que uno les hechó un capote y les dio pases hasta que los vikingos se picaron. Y salió un vikingo que cogió otro toro y empezó con su muleta y, a cada pase, los normandos gritaban Olaf, Olaf, Olaf (el nombre del torero) y los sevillanos entendían ole, ole, ole. Los vikingos y los de Sevilla decidieron comerse un buen guiso de rabo de toro, montaron unas casetas de feria, se subieron a una noria que brindaba agua fresca y, hecha la amistad y con algunos tesorillos, se volvieron para su casa.

Como ya sabéis, en el 1061, los normandos conquistaron Sicilia. Allí empezó a contarse la historia de Sevilla de dos siglos antes. Así las cosas, ésta se fue transmitiendo de padres a hijos hasta José María Sicilia. Así, que cuando se le encargó el cartel para la temporada 2011, se dijo, no hay duda, un casco, un casco vikingo.

Después de contar esta verdadera historia, tengo que reiterarme en lo que dije al principio, me gusta los que hace la Maestranza y lo que hace Sicilia, pero es que, cada vez que veo el casco, perdón, cada vez que veo el cartel, me digo: vikingo, vikingo, vikingo.

P.D.: acabo de leer en manuscritos centenarios que un embajador franco presencio la escena. Y claro, al ser francés, en vez de ole, decía olé. A su vuelta a Francia contó la historia en Madrid  y, por eso, en el norte de España se pronuncia olé y no ole. Al llegar a su país y contárselo a su emperador, Lotario I (introductor de la lotería para cuadrar las cuentas del estado), éste mandó traer toros de Sevilla y se iniciaron entonces las corridas en Francia.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

Castellar, 4 ¿La fachada más estrecha de Sevilla? – 47

El trazado urbano de Sevilla provoca soluciones curiosas como la que os comento. Caminaba el Sabado Santo desde los Servitas hacia San Lorenzo para ver a la Soledad cuando al cruzar la calle Castellar me sorprendí con la estrechez de la fachada del número 4. Daba para la puerta y, en cada una de sus dos plantas, para un balcón cuya barandilla cubría todo el ancho. Como en las casas de subastas, ¿alguién da más? ¿quién conoce una casa más estrecha?

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

Vista de la planta

Messiaen, un oasis para empezar a beber la música contemporánea – El Cuarteto para el Fin de los Tiempos – 46

Olivier Messiaen (1908-1992)

Mientras que la pintura y la arquitectura contemporánea siempre me han entusiasmado, la escultura y sobre todo la música me han parecido un árido desierto. La música popular nos regala numerosos momentos de fácil diversión y placer. Por el contrario, la música culta parece un jardín de cactus. Sin embargo, gracias a Olivier Messiaen, descubrí que había oasis. Fue al escuchar el Cuarteto para el Fin de los Tiempos.

La obra fue fruto de la escasez; de la escasez de libertad, de músicos y de instrumentos. Cuando la compuso en 1940, Messiaen estaba preso por los alemanes en Göritz. Una de las obras más influyentes del siglo XX se estrenó en un campo de prisioneros, sutil metáfora de este siglo. Basado en el Apocalipsis, desde el Genio del Cristianismo (1802) de Chateaubriand que dio pie al Romanticismo, no había habido una obra tan decisiva sobre el Arte derivada directamente del catolicismo.

Se estrenó en enero de 1941, era un helado día de invierno, la audiencia eran guardias y prisioneros. Messiaen tocaba un viejo piano vertical, Jean le Boulaire un violín, Henri Akoka un chelo y Etienne Pasquier un clarinete. El tema es el fin de los tiempos según el Apocalipsis (10, 1-8): la II Guerra Mundial parecía un signo de aquel, el gélido día añadiría un espectral ambiente y la música era infinita. Sus siete movimientos (el siete es el numero de lo perfecto) concluyen para dar paso al octavo (el día de la resurrección) con uno de los pasajes más intensos y bellos, de mayor sensualidad espiritual de la historia de la música, La Alabanza a la inmortalidad de Jesús, sólo comparable a los mejores pasajes de Bach: el piano y el violín remarcan un movimiento lentísimo, casi estático, que representa la Resurrección de Cristo y el Fin del Tiempo.

Messiaen escribió que el Cuarteto es «esencialmente inmaterial, espiritual, católico. Los modos, llevando a cabo melódica y armónicamente una especie de ubicuidad tonal, aproximan al oyente a la eternidad en el espacio o infinito. Los ritmos especiales, fuera de cualquier compás, contribuyen poderosamente a alejar lo temporal.»

Los discípulos de Messiaen están entre los más importantes músicos contemporáneos: Pierre Boulez, Yvonne Loriod (quien sería su segunda esposa), Karlheinz Stockhausen, Iannis Xenakis, William Bolcom y George Benjamin. Su Cuarteto para el fin de los tiempos o Turangalila son una excelente entrada para ir haciéndose al oído de la música culta actual. Para mí, se ha convertido en un rito anual el escuchar un día como hoy, Domingo de Resurrección, El Cuarteto para el Fin de los Tiempos. Felices Pascuas de Resurrección.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin


¿Qué probó su muerte? – 45

Hoy es Viernes Santo. Cristo ha muerto en la cruz. Su muerte era la prueba que necesitaban para desenmascararlo. El poder religioso de Israel se alió con el poder político de Roma y lo crucificó. Habían ganado. Dios no había venido en su ayuda para bajarlo de la cruz. Estaba claro, era un falso profeta y ellos tenían razón. La razón del poder había triunfado. La muerte lo había probado. Ese hombre que había predicado un Reino de Dios que habitaba en el corazón de cada hombre, que había ofrecido el perdón y el servicio de unos a otros como los signos visibles de su reinado, había sido derrotado.

Cristo había muerto gritando el salmo 22, Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? El silencio de Dios se hace expreso en su boca. Pero a los tres días resucitó. El Dios débil, muerto solo en la cruz a manos del dominio de los hombres, había cambiado el sentido de la humanidad: el mal, el sufrimiento y la muerte ya no eran la última palabra, causa de vacío y de desesperación. El amor, el perdón y la vida eterna era el tesoro que tendríamos que compartir una humanidad de hermanos.

Para muchos, la muerte sigue siendo la prueba del fracaso. Como Pilatos, creen que la Verdad es inalcanzable y es mejor confortarse con las  cosas de aquí, sobre todo la más golosa, dominarnos los unos a los otros. Para otros, Cristo reina desde entonces y buscan vivr confiados en Él porque ya nos salvó. Desde entonces, una pregunta nos acucia ¿Creemos en la muerte que dio razón al poderoso o en la resurrección que justificó al débil?

Así concluye el salmo 22:

Todos los confines de la tierra
se acordarán y volverán al Señor;
todas las familias de los pueblos
se postrarán en su presencia.
Porque sólo el Señor es rey
y él gobierna a las naciones.
Todos los que duermen en el sepulcro
se postrarán en su presencia;
todos los que bajaron a la tierra
doblarán la rodilla ante él,
y los que no tienen vida
glorificarán su poder.
Hablarán del Señor a la generación futura,
anunciarán su justicia
a los que nacerán después,
porque esta es la obra del Señor.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin