XVIII

San José, 13 – La Casa de Don Benito del Campo

La estrechez de la calle impide contemplar de una manera óptima este edificio del siglo XVIII que se encuentra frente al convento de Madre de Dios. Como nos cuenta Teodoro Falcón,  lo mandó construir Benito del Campo y Rodríguez de Salamanca, veinticuatro, procurador mayor de la ciudad y caballero maestrante.

Su abuelo era de origen flamenco, Jacobo van de Velde y Mestere (Diego del Campo y Maestre), y su padre fue el primer marqués de Loreto. Fueron grandes coleccionistas de arte y patronos de la capilla mayor de San Nicolás -parroquia de la que costeron sus obras de restauración y donde tenían capilla propia-. Entre sus nueve hermanos, destaca Nicolás, II marqués de Loreto y tercer Virrey del Río de la Plata.

Se iniciaron sus obras en 1771 y se concluyeron en 1775, año en que se casó con Soledad Linden Colarte, hija de los marqueses de Tablantes. Es por tanto, una construcción de nueva planta y no fruto de la adapatación de un edificio anterior a los gustos dieciochescos. Permaneció como residencia privada hasta 1880, cuando falleció su propietario Ildefonso Núñez de Prado y Góngora de Armenta. Fue adquirida por el Monte de Piedad para su sede y, en 1992. fue rehabilitada por Cruz y Ortiz para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

san jose 13 3san jose 13 2san jose 13 4san jose 13

San Jose 4San Jose 5

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla

Muñoz y Pavón, 9 – La Casa de los Villa

Casas Sevillanas - Maratania74

La Casa de los Villa en «Casas Sevillanas desde la Edad Media hasta el Barroco». Teodoro Falcón – MARATANIA

Esta casa, situada en el número 9 de la calle Muñoz y Pavón es una de las más antiguas de las que conservamos del siglo XVIII.  Tal como cuenta Teodoro Falcón, la mandó construir Nicolás María Villa,  quién promovió, en la parroquia de San Nicolás, el altar y el retablo de San Carlos Borrome -su panteón familiar está delante.

muños y pavón 9

En el número 11, todavía se puede apreciar las similitudes de composición de la fachada de lo que, en su momento, fue un único edificio.

Su diseño original ha sido muy alterado por el tiempo. En el siglo XIX, se le segregó por su izquierda hasta la Cabeza del Rey Don Pedro, por su derecha lo que es hoy la numero 11, donde todavía se puede apreciar las similitudes de composición de la fachada, y por su parte trasera. Entre 1938 y 1939, el arquitecto Juan Talavera y Heredia, por entonces su propietario, la  reformó profundamente.
muños y pavón 9. 2jpg

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

La casa de los marqueses de Villapanés 166

Eñ Almirante Manuel López Almonacid Pintado - Marqués de Torreblanca del Aljarafe

El Almirante Manuel López Almonacid Pintado – Marqués de Torreblanca del Aljarafe – Museo Naval, Madrid

Muchos conocen la calle de Santiago en Semana Santa cuando se acercan a la Iglesia del mismo nombre para ver la salida del Rocío. Habrán pasado junto al gran portón del corral del Conde y, al llegar a la plaza de Ntro. P. Jesús de la Redención, se habrán sorprendido por la amplia fachada de ladrillo vitolado de la casa del marqués de Villapanés sobre la que se levanta un mirador.

Este bello edificio lo mandó construir en torno a 1729 el almirante Manuel López-Almonacid Pintado (1677-1745), nombrado por Felipe V marqués de Torreblanca del Aljarafe. El edificio, según Teodoro Falcón, se debe al arquitecto Diego Antonio Díaz (1667-1748), maestro mayor de la catedral y del arzobispado, autor de la iglesia del convento de Santa Rosalía, de la portada de acceso interior a la iglesia de San Antonio Abad (El Silencio) y de la portada principal de la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de Consolación de Umbrete.

Tras el zaguán, una hermosa cancela de triple arcada, fechada en 1852, imita a la de la casa de los Condes de Casa Galindo en el Museo, ésta de 1842. El patio lo forma una galería de arcos y lo preside una fuente con un niño con un pez. Al fondo se accede al jardín y a la derecha a un pequeño patio con una fuente de grutescos.

En la escalera principal está el blasón de los Solano, por la mujer del almirante, con el lema Fueron con sol y vinieron los que a los moros vencieron. La bóveda se decora con yeserías con ángeles en las esquinas.

La casa adquiere el nombre de Villapanés con su octavo marqués, Juan Antonio Duque de Estrada y Cabeza de Vaca, VIII Marqués de Casa Estrada y V Marqués de Torre Blanca de Aljarafe. Actualmente es el Hotel Alma Sevilla – Palacio de Villapanés

villapanes 1villapanes 2villapanes 3Universidad 5pgUniversidad 6pg

Vista de la Catedral y San Ildefonso desde la casa de Villpanmés

Vista de la Catedral y San Ildefonso desde la casa de Villpanmés

Para más información lea Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco de Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke montando una cámara de 360º

Óscar Wilde

A cada día su afán, Óscar Wilde y la casualidad (III)

La Casa de los Villa en Muñoz y Pabón, 9 – 165

casa de los villa

Esta casa se edificó en 1725, tal como aparece rotulado en su portada. La mandó levantar Nicolás María Villa, descendiente, como tantos otros sevillanos, de genoveses afincados en nuestra ciudad. A sus expensas se labró el retablo de San Carlos Borromeo en la cercana parroquia de San Nicolás, donde se encuentra el panteón familiar. Tal como nos ha llegado en la actualidad, su planta es menor a la original, ya que se le segregaron varias fincas. La casa medianera, la nº 11, nos deja observar este hecho y comprobar como se mantiene en ésta, en gran medida, el diseño original.
La casa fue propiedad del arquitecto Juan Talavera y Heredia quien, entre 1938-39, reformó el edificio.
Es, por tanto, esta casa un ejemplo de como las casa históricas sevillanas han ido siendo modificadas por sus propietarios, en muchas ocasiones con malos resultados, se han vendido parcialmente y, en el peor de los casos, demolidas.

casa de los villa 2

Para más información lea Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco de Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Nada mejor que un buen baño en la luna

Y me bañé en los mares de la luna

Joy Division

A Joy Division, la banda de Ian Curtis, con pasión

Las Fuentes de las Casas Sevillanas – 164.

La fuente es un elemento característico de la casa sevillana. Fue en el segundo cuarto del siglo XVI cuando empezaron a levantarse en sustitución de los sencillos brocales de las casas mudéjares; de igual manera a como se sustituyeron las antiguas columnas de ladrillo por las de mármol traídas de Génova.

Aunque muchas son simples pilas con su vástago, como la de la casa de los Bucarelli, otras se adornan con esculturas que, en general, aluden a motivos de la mitología clásica: la fuente de Neptuno del Alcázar, los Hermes-niños de Mañara, el Jano Bifronte de Pilatos o, incluso, en el palacio Arzobispal, se representa a Cristo a modo de Hércules. La tradición se mantuvo hasta la llegada del Modernismo con bellos ejemplos como la de la casa de Villapanés o la de los condes de Casa Galindo, ambas del XIX.

fuentes 2fuentes 3 fuentes i fuentes 4

Para más información lea Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco de Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Sacar un ojo, cortar una mano; la casualidad (II) y el entusiasmo

Sacar un ojo, cortar una mano; la casualidad (II) y el entusiasmo

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

El zócalo de azulejos en el malecón de la calle Betis – Una prescindible iniciativa de dudoso gusto – 125

Azulejo ponieno Triana en la zapata de la calle Betis

Muchos ya sabréis que el Ayuntamiento tiene el proyecto de decorar el malecón de la calle Betis entre el puente de Triana y el de San Telmo con azulejos. El primero, en el centro, llevaría el nombre del barrio, el segundo estaría inspirado en un grabado de 1567 realizado por Anton Van Den Wyngaerde y el tercero recrearía otra estampa de la Sevilla antigua.

La iniciativa, de por lo menos dudoso gusto, irá seguramente unida a infinitivos como modernizar, dinamizar o el horroroso poner en valor. Será posible porque estará coaligada con la prodigalidad con que los sevillamos usamos los azulejos en donde no debemos, desde la fachada de una iglesia hasta una casa de vecinos, alcanzando al propio zócalo de azulejos en el patio del colegio de Arquitectos  (recuerdo que en los años setenta se llegó al culmen de este abuso: numerosas fachadas se cubrieron con azulejos de cuarto de baño por eso de la limpieza, la higiene y porque quedaba muy bonito).

A ello se unirá la perdida de lo que ya tenemos, un malecón cuya arquitectura procede de finales del XVIII y que sorprendentemente sobrevive. No entiendo la falta de cariño y la falta de respeto que tenemos los sevillanos con nuestra herencia; todo nos parece bien y viva el progreso que los tiempos adelantan una barbaridad. No, los sevillanos no necesitamos invasores para destruir nuestra ciudad.

La cosa es que me temo lo peor. No quería las Setas, aquí están; no quería la torre Pelli, cada día más alta, no quería la fuente piscinera de la Puerta Jerez, cada vez más vulgar. Perderemos dinero y perderemos el malecón para nada que no tengamos ya, pues ya está la torre de Santa Ana con su campanario de azulejos para, escribamos como políticos, dinamizar Triana.

Tengamos la esperanza de que nuestro Ayuntamiento rectifique a tiempo. Así sea.

Si quieres firmar para que el Ayuntamiento retire el proyecto pincha aquí

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace) 
Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

Sevilla, ciudad y provincia – Un entretenido paseo en un libro de medio formato

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

Miguel Zapke y la fotografía de 360º

maratania

Maratania – Edición, maquetación, diseño y servicios editoriales – Sevilla

La casa de las Columnas – La Universidad de Mareantes de Triana – 92

casa de las columnas

Fachada a la calle Betis

Fachada de la calle Pureza

Fachada de la calle Pureza

Frente a la iglesia de Santa Ana, en la calle Pureza, los rotundos volúmenes barrocos de la casa de las Columnas sorprenden al paseante que recorre Triana. Vinculado a la marinería sevillana, el edificio fue sede de la Universidad de Mareantes hasta su traslado a San Telmo. Característica singular de este excelente edificio del siglo XVIII son sus dos fachadas: la primera de ellas da la calle Pureza y la segunda a la calle Betis, mirando al río.
En la fachada principal destaca la portada flanqueada por dos columnas toscanas de ladrillo que sostienen al balcón central. Sobre la puerta, adornada sus jambas con molduras, se lee la inscripción del año de su construcción, 1780. El conjunto de elementos que configuran la fachada le proporcionan movimiento y volumen, siendo una de los más singulares de su época.
Como ocurrió con numerosos palacios, conventos y otros edificios, se reutilizó como casa de vecinos para personas de escasos recursos. Tras una etapa de abandono, en la que llegó a estar amenazado de ruina, entre 1989 y 1991, José García Tapial y León Juan García Gil dirigieron las obras de rehabilitación para dedicarlo a usos públicos.

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imagen para ir al enlace)
La Cilla del Cabildo de Sevilla

La Cilla del Cabildo de Sevilla – A propósito del museo de Arte Contemporáneo y de la galería M11

La casa de San Leandro, 8, un bello ejemplo de casa sevillana del XVIII

La casa de San Leandro, 8, un bello ejemplo de casa sevillana del XVIII

La Arquitectura contemporánea en Sevilla – De Lupiáñez a las Setas

La Arquitectura contemporánea en Sevilla – De Lupiáñez a las Setas

Casas sevillanas del XVI y del XVII

Casas sevillanas del XVI y del XVII

La casa de San Leandro, 8, un bello ejemplo de casa sevillana del XVIII – 90

plaza de san leandro pila del patoLa plaza de San Leandro es una de las más bellas de Sevilla. Tiene el encanto de su pila del pato, la dulzura de las yemas del convento que da nombre a la plaza y cuya iglesia tiene puerta a esta, el caserío antiguo conservado e, incluso, en la esquina con Francisco Carrión Mejías, uno de los edificios contemporáneos que mejor se han integrado en su entorn0.  (Luis Marín Terán, Aurelio del Pozo, Enrique Haro – 1984). Pero, cuando crucemos la plaza, en el número 8, donde arranca la calle Imperial, no debe pasarnos desapercibido la casa que allí se levanta.

Es un magnífico ejemplo de edificio del siglo XVIII. San Leandro, 8, mantiene los esquemas clásicos de las casas sevillanas con su apeadero, patio principal rodeado de columnas de mármol y jardín. Su portada la enmarcan medias columnas toscanas que sostienen un entablamento con friso de triglifos y metopas. El balcón lo cobija, de forma característica, un guardapolvo de pizarra. El edificio se culmina con un bello y alargado mirador.

san leandro 8

También le puede interesar:

Las casas sevillanas en el siglo XVIII Las casas sevillanas en el siglo XVIII

La Arquitectura contemporánea en Sevilla – De Lupiáñez a las Setas La Arquitectura contemporánea en Sevilla – De Lupiáñez a las Setas

Casas sevillanas del XVI y del XVII Casas sevillanas del XVI y del XVII

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin