Tag Archives: Conventos

El Museo de Bellas Artes de Sevilla – El antiguo convento de la Merced Calzada – 201

El Museo en "y Sevilla" (nuestro libro de gran formato sobre Sevilla)

El Museo en «y Sevilla» (nuestro libro de gran formato sobre Sevilla)

Uno de los privilegios de mi vida es haber sido vecino del barrio de San Vicente. El Museo de Bellas Artes era uno de mis paseos más agradables. Por la tranquilidad de sus salas deambulaba con la misma serenidad con la que lo podían hacer los mercedarios cuando lo habitaban. Y es que el Museo es eso, un convento, y en gran parte, su arquitectura sigue recordándolo.

Patio bojes Museo de bellas artes sevilla

El convento de la Merced es la mejor obra del arquitecto y escultor Juan de Oviedo y de la Bandera, quien transformó el antiguo convento medieval de estilo mudéjar, entre 1602 y 1612, siguiendo los esquemas manieristas. Juan de Oviedo realizó la Iglesia inspirándose en la Casa Profesa de la Compañía de Jesús de Hernán Ruiz II. Con una sola nave y planta de cruz latina, la decoran pinturas murales del XVIII de Domingo Martínez, destacando las de la cúpula.

El edificio se articula en torno a sus tres claustros: El del Aljibe, el de los Bojes y el del Claustro Grande. El del Aljibe sirve de entrada al Museo, es el más pequeño y de planta irregular. El patio de los Bojes es el que mejor conserva el diseño de Juan de Oviedo, con columnas de mármol blanco que sostienen arcos de medio punto. El bellísimo Claustro Grande, reformado por Leonardo de Figueroa en 1724, lo forman, en su parte inferior, arcos de medio punto sobre columnas pareadas de mármol y, en su parte superior, balcones enmarcados con pilastras jónicas.

La escalera, obra de Juan de Oviedo, es una excelente muestra de las escaleras barrocas sevillanas, como la del convento de los Terceros o la del palacio Arzobispal.

El Museo se inauguró en 1841, ocupando este  edificio que había sido convento de la Merced Calzada hasta la Desamortización de Mendizábal en 1836. Su primer director fue el pintor Antonio Cabral Bejarano y constituyeron sus fondos las obras procedentes de los conventos y monasterios desamortizados. Con motivo de la visita de Isabel II en 1862 se inauguró la actual plaza del Museo que se abre en su frente y cuya disposición actual procede del diseño del arquitecto regionalista Juan Talavera en 1921. La gran portada barroca, fechada en 1729, se trasladó aquí desde la fachada de la iglesia en 1943.

Y dentro, ya sabéis, aloja la segunda pinacoteca de España. Así que, pasearos, y como monjes, deambulad por sus patios y pasillos y deleitaros con la espiritualidad que os regalan sus cuadros y su arquitectura.

Fachada Museo sevillaEscalera Museo Bellas artes sevillapatio del aljibe Escalera Museo Bellas artes sevillaPatio Bojes Museo de bellas artes sevillaClaustro Museo de bellas artes sevillaiglesa cúpula Museo de bellas artes sevillaPinacoteca iglesia Museo de bellas artes sevilla

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

El Archivo de Protocolos de Sevilla – Allí estás aunque no lo sepas – 199

archivo de protocolos sevilla

Cuando paseas por la calle Feria, tu mirada distraída puede sorprenderse ante una portada de piedra de moldes manieristas encorsetada entre Casa Vizcaíno y una centenaria casa de vecinos. Puedes creer que es la fachada de un estrecho palacio o de una iglesia, pero en el dintel se lee “Archivo de Protocolos”. ¿Qué es eso? ¿Una escuela de buenos modales? No, es uno de los lugares donde descansa la memoria de Sevilla desde 1441, fecha de su más antiguo documento, hasta nuestros días: compras, poderes, herencias, prestamos y un largo etcétera que se sellaron ante un notario, lleno de esperanzas o dolido por la derrota, movido por la avaricia o por la generosidad, con la mirada puesta en la lejana América o en la cercana Triana; es la expresión escrita, en suma, de los avatares de la vida

La Real Academia define protocolo como la “serie ordenada de escrituras matrices y otros documentos que un notario o escribano autoriza y custodia con ciertas formalidades”. Se organizan en tomos que se encuadernan en piel de manera artesanal y se conservan en la notaría durante veinticinco años, cuando se trasladan a este Archivo de Protocolos.

La sede del Archivo está en la calle Feria desde 1927, cuando el Colegio Notarial adquirió, por 250.000 pesetas de la época, este edificio, antigua iglesia del convento de Montesión. Las trazas originales son del autor del campanario de la Giralda, el genial Hernán Ruiz, y lo adaptó a su nuevo uso el arquitecto José Gómez Millán, autor del Hospital Victoria Eugenia de la Cruz Roja.

Así que, cuando vuelvas a pasar junto a él, míralo y recuerda que allí se hospedan el préstamo con el que compraste tu casa, la herencia que te legaron, tus capitulaciones matrimoniales o las de tus padres, tus abuelos, tus bisabuelos, de más de quinientos años de Historia e historias.

P.D: muchos de los datos de este artículo se los debo a mi buen amigo Manolo Aguilar, notario de Sevilla, marchenero culto y viajero, y, durante muchos años, Notario Archivero de Protocolos del Distrito Notarial de Sevilla.
Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

El Convento de Santa Clara – Setecientos años lo contemplan – 197

El Refectorio y la Torre de don Fadrique en nuestro libro

El Refectorio y la Torre de don Fadrique en nuestro libro «y Sevilla»

Recuerdo cruzar su claustro de manos de mi padre, médico del convento. La estampa de mi memoria lo evoca hermoso pero desvencijado; con desconchones y humedades en las paredes y pinturas ennegrecidas a la interperie que no dejaban lugar a dudas de la dura vida diaria de sus monjas franciscanas. De hecho, en 1998, lo acabarían abandonando para unirse a sus hermanas clarisas del convento de Santa María de Jesús. Habían pasado más de 700 años desde que monjas franciscanas habían fundado este convento siguiendo las reglas se Santa Clara de Asís, muerta solo treinta años antes (1253). Levantaron el convento sobre el antiguo palacio del malogrado infante don Fadrique, del que conservamos la torre. Tras haber sido este ajusticiado en 1277, el rey Sancho el Bravo les cedió el solar en 1289. En el se levantó el cenobio que ha llegado hasta nossotros y que una minuciosa, aunque incompleta, restauración ha recuperado sus muros, sus azulejos y artesonados. Lo que ya se ha perdido para siempre es la belleza de vida que le regalaba la vida lenta y piadosa de sus humildes monjas. Os dejo aquí algunas de las fotos que hice para nuestros libros «Casas Sevillana desde la Edad Media al Barroco»  e «… y Sevilla»: Santa Clara 1Santa Clara 2Santa Clara 3Santa Clara 5Santa Clara 4Santa Clara 7Santa Clara 8Santa Clara 9Santa Clara 11Santa Clara 10Santa Clara 12Santa Clara 13Santa Clara 14Santa Clara 15Santa Clara 16Santa Clara 17

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

El Convento de Santa Paula, donde el azulejo conquistó a Sevilla – 190

El Convento de Santa Paula en nuestro libro de gran formato: "y SEVILLA"

El Convento de Santa Paula en nuestro libro de gran formato: «y SEVILLA»

Santa Paula se fundó en 1475. Sus más de 8.000 m2 constituyen una compleja estructura de edificios, patios, calles, etc., originada por sucesivas adiciones y transformaciones, hecho habitual en los conventos sevillanos. Sus portadas, la iglesia, el coro y sus hermosos claustros constituyen uno de los más completos recintos conventuales de Sevilla. La portada principal es una de las más singulares de la ciudad. Fechada en 1504, la atractiva decoración de azulejos las firma Francisco Niculoso Pisano. Los tondos y ángeles son de Pedro Millán y el Nacimiento, procede del taller florentino de Andrea de la Robbia.

santa paula 1santa paula 7Santa Paula 6santa paula 3santa paula 8santa paula 4santa paula 5Santa Paula 2

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
El hotel de las Casas de la Judería y la casa de los Padilla en la calle Verde

Patio de la casa de los Padilla

casa de los levíes - patio

La casa de los Levíes o de Rodrigo de Xerez en Sevilla

La Cartuja de Santa María de las Cuevas – Monasterio, fábrica y museo – 189

y Sevilla30

La Cartuja en nuestro libro de gran formato: «y SEVILLA»

Muchos edificios sevillanos son fruto de la superposición de estilos y usos. La Cartuja es un caso singular dentro de esta constante de la arquitectura sevillana: es el único ejemplo en el mundo de superposición del mudéjar con un estilo fabril y con la arquitectura contemporánea.

Este monasterio cartujo lo fundó el arzobispo Gonzalo de Mena en 1399 pero, cinco siglos más tarde, tras su desamortización,  el Marqués de Pickman instaló una fábrica de loza y porcelana china. Abandonado este uso en 1982, fue,  con motivo de la celebración de la Exposición Universal de 1992, sede del Pabellón Real. Tras este certamen, alberga el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.

Cartuja 2cartuja 16jpgcartuja 17jpgCartuja 4Cartuja 5
Cartuja 3Cartuja 9
santa maria la blanca piedad de luis de vargas cartuja 6cartuja 7 cartuja 8cartuja 11 cartuja 12cartuja 10 cartuja 15cartuja 14jpg cartuja 13jpgCartuja 1Cartuja 19Cartuja 18jpg

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
palacio de altamira sevilla DSCN2783 - ©maratania

La casa de Altamira en Sevilla – De residencia de los duques de Béjar a sede de la Consejería de Cultura

Vilfredo Pareto (1848-1923)

Mi amigo Pareto me dice que hay un 80% ó un 20% de posibilidades de que no cuente nada en este artículo

Casualidad, Santa Clara y The National – 7

Siempre sorprende la casualidad y quiero contaros la que me ha ocurrido a mí. Como comentaba en La Clausura de Santa María de Jesús de Sevilla, la comunidad va a abrir un obrador con recetas de las monjas clarisas. Me comprometí a diseñarles una caja para los pasteles. Así que me puse manos a la obra.  Abrí Spotify para escuchar a The National e Indesign para trabajar: calculo las medidas, trazo los plegados; sólo puede ser a una tinta y elijo el pantone 326 para dar sensación de producto exquisito; pongo el nombre, dulces de San Pancracio; inserto una imagen con degradado de un artesonado del convento; en las solapas, una imagen de San Pancracio y otra de Santa Clara; en la base de la caja, la historia del convento y una breve biografía de la santa,  fundadora de las clarisas y discípula de San Francisco de Asís. Acabé.

Me voy a Spotify y, para mi sorpresa, la canción que suena de The National es Santa Clara. Pero ¿tiene The National una canción que se llama Santa Clara?. Pues sí. Así, que por la tarde, le cuento la historia a mi amiga y profesora de yoga, Gracia. Y ella me cuenta su casualidad. Estaba en la playa con más gente de Europa, Chipiona,  leyendo una biografía de San Francisco de Asís, cuando se levanta para reflexionar y, a los pocos pasos, entre tantas personas, ve un objeto brillante. Se agacha, es una medallita dorada. ¿De quién? de quién va a ser, de San Francisco de Asís; sí, el maestro de Santa Clara.

Decía James Joyce que hemos venido a aprehender los signos de las cosas y, entonces, qué sentido encontramos a las casualidades: ¿la posibilidad de disfrutar de la belleza de una boba coincidencia?,¿la oportunidad de reflexionar?, ¿un motivo para cambiar el rumbo? o no tienen sentido ninguno.

La metáfora favorita de Borges es la del laberinto, la vida no deja de ser un cruce de caminos que se bifurcan. Las casualidades, digo yo,  no dejan de ser cruces más sorprendentes que otros. Pero estos cruces deben ser acicates con sentido y no cauces para la nada y el miedo. El hombre de fe, puede ser bueno o malo, ignorante o sabio, útil o inútil, pero tiene una ventaja, su vida la sabe con sentido, la sabe acompañada. San Mateo nos cuenta:  ¿no se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos (otro laberinto ¿no?) están todos contados. Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos. Así que esos cruces que se bifurcan están contados. Pues eso, esta historia, incluido este acompañamiento final de lira y guitarra,  está ya contada.

Juan Pablo Navarro
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Linkedin

La Clausura de Santa María de Jesús de Sevilla – 5

monjas de santa maría de jesus - matarania - todos los derechos reservados

monjas clarisas – ©Maratania

Claustro de Santa María de Jesús San Benito - ©Maratania

Claustro de Santa María de Jesús San Benito – ©Maratania

Calvario del claustro - ©MarataniaMi padre fue médico de varios conventos sevillanos como Santa Clara, Santa María la Real y Santa María de Jesús. En algunas ocasiones le acompañé y pude entrar en sus clausuras. Conocí entonces sus grandes patios, sus tesoros ocultos y la pobreza por su falta de recursos. Con los años, cuando preparaba la edición de Sevilla 360º, se me ocurrió fotografiar la clausura de las clarisas de Santa María de Jesús.

Me recibió una comunidad sumamente alegre de monjas españolas, mejicanas y de otras naciones. Incluso, una novicia calabresa, bellísima, por cierto, que había huido aquí desde su Italia natal para seguir una vocación a la que sus padres se negaban. Miguel Zapke, el fotógrafo, y yo compartimos un día delicioso con ellas. Con sencillez y humildad se prestaron a ayudarnos. Las vimos orar en la iglesia y en el coro, y trabajar en las múltiples labores que las ocupan diariamente.

Azulejo de Jesús de la Pasión - ©Maratania

Azulejo de Jesús de la Pasión – ©Maratania

Antes de entrar en la clausura, un azulejo con el lema de «Paz y Bien» indica la disposición en que se debe entrar. Su claustro renacentista no será de los más bellos de Sevilla pero recuerda al encanto de un patio de vecinos: macetas y jaulas con canarios, una humilde fuente en el centro, azulejos en el zócalo, un calvario en la entrada. Sobre una puerta, un azulejo de Jesús de la Pasión donado por mi padre, Francisco Navarro Sánchez del Campo, a la comunidad en los años setenta.

Celdas - Foto de Miguel Zapke©

Celdas – Foto de Miguel Zapke©

El convento ha sido remozado por el ayuntamiento tras la cesión a éste del convento de Santa Clara.

Ello ha hecho superar las lamentables condiciones higiénicas que habían sufrido en pasadas décadas. Incluso, un ascensor nos llevó desde una habitación aledaña al patio a la clausura. Me quedé sorprendido por su curiosa arquitectura; las celdas, con sus techos a un nivel inferior al de la planta, ofrecen la impresión de casas y sus corredores parecen calles. En una sala a modo de museo, conservan un encantador belén en una vitrina. En el coro alto, una cubierta mudéjar recoge la oración de las monjas y una reja a los pies deja ver la iglesia. Su retablo es obra de 1690 de Cristóbal de Guadix con esculturas de Pedro Roldán, salvo la Virgen que la preside. Pero es una humilde talla de San Pancracio en una de las peredes la que atrae una gran devoción popular.

Como la mayoría de los conventos, sufre de la penuria económica. Durante muchos años han encuadernado libros para financiarse; ahora van a abrir un obrador con recetas de monjas clarisas, espero que tengan suerte con él. En cualquier caso, la Providencia siempre está con ellas.

Iglesia - Foto de Miguel Zapke©

Iglesia – Foto de Miguel Zapke©

Juan Pablo Navarro
Maratania – Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Linkedin