La casa de los Pinelos (III) y Jerónimo Pinelo -31

Blacón de la casa de los Pinelos - maratania

En los anteriores artículos, hemos tratado, como es tradicional, la casa de los Pinelos como la casa de Francisco Pinelo. ¿Es esto cierto? Teodoro Falcón lo negó en 2006 en su monografía «La casa de Jerónimo Pinelo» editada por la Fundación del Colegio de Aparejadores.

Teodoro Falcón afirma que la casa de Francisco Pinelo era una colindante, basicamente, la que sería hoy Argote de Molina, 17. En ella viviría desde al menos 1496 hasta su muerte en 1509. En las obras de rehabilitación del inmueble se han encontrado su blasón que muestra tres piñas de oro en un campo de gules. Sería, tal como afirma, la casa que fue testigo de las conversaciones de Francisco Pinelo y Cristóbal Colón, al menos desde su segundo viaje (1493-1496). A su muerte, la casa pasó a su hijo Pedro. Éste, en la escritura de venta al cabildo catedralíceo en 1523 afirma que su hermano Jerónimo «las hizo, labró y edificó e poseyó».

Mirador de la casa de Francisco Pinelo

Mirador de la casa de Francisco Pinelo

Siguiendo a Falcón, Jerónimo Pinelo adquirió las fincas donde, entre 1502 y 1520, levantó la casa de los Pinelos en la tradición gótico-mudéjar. A su muerte, la heredó su hermano Pedro, quien en 1523 se las vendió al Cabildo. A éste pertenecería hasta el XIX como residencia, fundamentalmente, de canónigos de la Catedral.

Lo que ocurrió después lo cuenta así:»A partir de la segunda mitad del siglo XIX albergó un centro de primera y segunda enseñanza, un almacén de alquiler de carruajes, una imprenta y las oficinas del Monte de Piedad. En 1862 residió ocasionalmente el futuro San Antonio María Claret. A partir de 1870 fye propiedad de la familia del Camino y de la Portilla y desde 1885 se habilitó como fonda, pensión y hostal Don Marcos. En 5 de febrero de 1954 fue declarado Monumento Nacional y, con posterioridad, Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía. En 1966 el inmueble fue adquirida por la firma comercial El Corte Inglés, siendo donado al ayuntamiento. A comienzos de la década de 1970 se realizaron en él una serie de obras de rehabilitación para destinarlo a sede de las Academias Sevillanas de Bellas Artes y de Buenas Letras.«

(Este artículo continúas en La Casa de los Pinelos (IV) y Lorenzo Suárez de Figueroa)

Juan Pablo Navarro
Maratania – Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Linkedin
twitter

0 thoughts on “La casa de los Pinelos (III) y Jerónimo Pinelo -31

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad