Tag Archives: Revistas

Javier Torres reseña «Padre Pío, el amigo de Jesús»

Javier Torres nos reseña nuestro nuevo cuento de la colección de Vidas de Santos en Diario de Pasión. ¡Muchas gracias¡

«Los textos de José María Zabala y Borja Zabala, padre e hijo, junto a las ilustraciones de José María García Viejo (Juncho), añaden el granito de arena necesario a esta colección, que se va haciendo con adeptos (entre los que me encuentro) poco a poco. El secreto reside en la sencillez y en la belleza, convirtiendo en entrañable cada palabra, cada expresión, cada estampa, cada detalle, cada oración implícita»


Nueva entrega de la preciosa colección de vidas de santos

No es nueva en estas páginas la presencia de una referencia a los distintos volúmenes con los que la editorial Maratania regala vida de santos en formato cuento.

Es el turno del padre Pío de Pietrelcina, localidad italiana desconocida para muchos, patria de uno de los santos de la Iglesia Católica, nacido en el siglo XIX, longevo, fallecido en 1968 dejando tras de sí un gran legado espiritual.

Los textos de José María Zabala y Borja Zabala, padre e hijo, junto a las ilustraciones de José María García Viejo (Juncho), añaden el granito de arena necesario a esta colección, que se va haciendo con adeptos (entre los que me encuentro) poco a poco.

El secreto reside en la sencillez y en la belleza, convirtiendo en entrañable cada palabra, cada expresión, cada estampa, cada detalle, cada oración implícita.

Es todo un acierto conocer a Francesco, el padre Pío, como el amigo de Jesús, porque todos los que lo conocieron dieron fe de ello. Pero, lejos de ceñirse a pura amistad, el hijo sirvió de mensajero al padre, forjando su propia leyenda.

En Sevilla se habla de la hermandad o del barrio de Padre Pío pero, ¿sabe el sevillano quien fue realmente este religioso?

Algunos rezagados seguro que lo ignoran y las nuevas juventudes, la savia en la que deben obligatoriamente descansar nuestras raíces, deben ser regadas con el conocimiento, la única forma de que pueda germinar su propia semilla. Y para ello nada mejor que un hermoso libro.

Los autores nos acercan a la figura de Pio a través de un niño, el joven Nicolás, cuyo abuelo conoció al de Pietrelcina en un encuentro que no olvidará nunca.

La beatificación y santificación de Pío se basó en el testimonio de múltiples personas que observaron sus estigmas, que se sorprendieron por su capacidad de leer las almas, que tuvieron visiones en las que adquiría los rasgos de Jesucristo, etc.

Pero resulta imposible referirse al padre Pío sin hacer referencia a la bilocación que le fue atribuida, al episodio de la Virgen de Fátima o a su legado, inmaterial, aromático en forma de perfume, o material, refrendado en la Casa Alivio del Sufrimiento.

Se atribuye a nuestro amigo de Jesús la frase «haré más ruido muerto que vivo» y ello debe servirnos para explorar en nuestro interior en busca de ese mensaje de amor que tanto ha ayudado a generaciones que han descubierto en su persona a un intercesor válido a través del que poder llegar a Dios.

Quiero de nuevo hacer hincapié en las ilustraciones del libro, que lo hacen especialmente atractivo, un regalo óptimo durante todo el año, un pedacito de cielo literario con el que disfrutar a los pies de la cama, en una noche oscura o clara, ya sea de primavera, de verano, de otoño o de invierno.

Francisco Javier Torres Gómez


PADRE PÍO, ÁNGELA DE LA CRUZ, CLARA DE ASÍS, IGNACIO DE LOYOLA Y MIGUEL MAÑARA, de venta en librerías (busca la más cercana: https://www.todostuslibros.com/busque…,

en Amazon

y en www.maratania.es

#Maratania #PadrePio #VidasdeSantos #Servicio

 

«El Padre Pío, el amigo de Jesús» reseñado por Antonio Puente

Antonio Puente Mayor nos reseña de nuevo uno de nuestros cuentos de la Colección Vidas de Santos. En esta ocasión, nuestra última novedad: «El Padre Pío, el amigo de Jesús» de José maría zavala y su hijo Borja Zavala. Un completísimo artículo que nos aproxima a la vida del Padre Pío, a los autores de este libro familiar y al propio relato. ¡Gracias, Antonio!


El Padre Pío al alcance de los niños

José María Zavala, periodista con más de cuarenta títulos a sus espaldas, da a luz con el sello hispalense Maratania «Padre Pío, el amigo de Jesús», un álbum ilustrado que permite descubrir a uno de los santos más extraordinarios

03 jun 2021
Los autores José María y Borja Zavala posan con el libro.

Nacido en 1887 en la localidad de Pietrelcina, en la provincia italiana de Benevento, Francesco Forgione —quien sería conocido en la posteridad como el Padre Pío— es uno de los santos más populares de Italia; tanto, que incluso los camioneros llevan su estampa. Desde muy pequeño afirmaba tener visiones místicas, por lo que, siendo un adolescente, decidió ingresar como novicio junto a los frailes capuchinos. Más tarde sería ordenado sacerdote y enviado al convento de San Giovanni Rotondo, en la provincia de Foggia, donde viviría hasta su muerte en 1968. Estas ocho décadas de vida le llevarían a experimentar todo tipo de fenómenos, comenzando por los estigmas pasionarios —al igual que San Francisco de Asís, tuvo las marcas de Jesucristo en manos, pies, hombro y costado—, y continuando por las profecías, la clarividencia, los éxtasis o las levitaciones. Aunque es sin duda la bilocación, don según el cual una persona u objeto estaría ubicado en dos lugares diferentes al mismo tiempo, uno de los más extraordinarios, lo que permitió al Padre Pío sanar a enfermos en Nueva York o salvar a pilotos de la Segunda Guerra Mundial sin abandonar el cenobio. Además, este hombre singular canonizado en 2000 por Juan Pablo II, desprendía olor a santidad ya en vida, concretamente una fragancia de flores que se podía percibir en su presencia. Hecho insólito que se sumaba a su capacidad para leer conciencias durante el sacramento de la confesión, o curar enfermedades mediante el poder de la oración.

Pese a su gran popularidad en el país transalpino, donde cada año salen a la luz decenas de publicaciones sobre su vida y obra, en España hubo que esperar a 2010 para que un autor patrio le dedicase un libro. Nos estamos refiriendo a Padre Pío. Los milagros desconocidos del santo de los estigmas, escrito por el periodista madrileño José María Zavala, que actualmente alcanza dieciséis ediciones en nuestro idioma y no pocas traducciones. Una obra que surgió como fruto de una profunda conversión y que llevó a su autor a entrevistar a numerosas personas que conocieron al protagonista, entre ellas Sor Consolata di Santo, primera religiosa del hospital Casa Sollievo della Sofferenza (Casa Alivio del Sufrimiento), fundado por el Padre Pío en 1956. Tras el éxito de esta obra, Zavala, que asimismo es autor de más de cuarenta ensayos históricos y biográficos, se embarcó en nuevos proyectos relacionados con el fraile capuchino, como El santo: la revolución del Padre Pío, o las películas documentales El Misterio del Padre Pío y Renacidos, siendo su última aportación un álbum ilustrado para niños.

El Padre Pío al alcance de los niños

«Padre Pío, el amigo de Jesús»

Padre Pío, el amigo de Jesús, publicado por la editorial hispalense Maratania, es la primera incursión del periodista en la literatura infantil, aunque esta vez no camina solo. En su redacción ha colaborado Borja Zavala, su hijo de veinte años graduado en Marketing y Publicidad, que ya participó en San Juan Pablo II directo al corazón. Ambos han alumbrado una obra sencilla en las formas pero complejísima en el fondo, la cual se erige como perfecto manual para iniciarse en el conocimiento del santo. No en vano, en apenas 36 páginas, sus autores recorren la vida del Padre Pío de manera brillante, aunque no de un modo convencional —es decir, cronológico—, sino a través del relato de un abuelo a su nieto que contiene anécdotas o episodios relacionados con el fraile a cual más sorprendente. Personajes que beben de los propios autores y con los que resulta fácil empatizar desde el principio. No en vano, los padres de Nico —el protagonista infantil— están atravesando una crisis conyugal, lo que mueve al niño a buscar ayuda para solucionar el problema; algo parecido a lo que le ocurrió al propio José María Zavala en 2009, cuando su vida dio un giro de ciento ochenta grados tras tener noticias del Padre Pío.

Ilustrado de manera profusa y amable por José María García Viejo (Jucho), el lector que se introduzca en la historia acompañará al pequeño en el descubrimiento de un santo que podía pasarse largas temporadas sin probar bocado y que perdía diariamente una taza de café llena de sangre como consecuencia de los estigmas —los médicos no se explicaban cómo podía seguir vivo—. De este modo, el relato, diseñado por Juan Pablo Navarro Rivas en la línea de la colección Vidas de Santos —los cuatro títulos anteriores están dedicados al Venerable Miguel Mañara, San Ignacio de Loyola, Santa Clara de Asís y Santa Ángela de la Cruz—, no es solo sorprendente por lo que narra sino también por el modo de hacerlo; esto es despojándolo de la suntuosidad propia de las hagiografías y convirtiendo el discurso en algo natural y fluido que permite la comprensión de los niños. No obstante, pese a su vocación infantil, Padre Pío, el amigo de Jesús es una obra ideal para disfrutar en familia, ya que sus propios personajes, pertenecientes a distintas generaciones, invitan a ello. De ahí que, como hace el abuelo en el libro, sea recomendable descubrírselo a los peques con lecturas participativas y en voz alta. Finalmente, la obra cuenta con un apéndice donde los interesados podrán ahondar un poco más en la figura del Padre Pío. Este incluye una novena dedicada al santo, la cual va encabezada por una frase rotunda: «La sociedad de hoy no reza, por eso se está desmoronando».

Antonio Puente Mayor – El Correo de Andalucía


PADRE PÍO, ÁNGELA DE LA CRUZ, CLARA DE ASÍS, IGNACIO DE LOYOLA Y MIGUEL MAÑARA, de venta en librerías (busca la más cercana: https://www.todostuslibros.com/busque…,

en Amazon

y en www.maratania.es

#Maratania #PadrePio #VidasdeSantos #Servicio

«Padre Pío, el amigo de Jesús» – Mater Mundi entrevista a José María Zavala y a su hijo

Desde Maratania solo podemos agradecer a José María Zavala y a su hijo Borja por su generosidad al escribir este necesario cuento sobre la Vida del Padre Pío y la catequesis que supone su vida. Muchas gracias a Mater Mundi por el altavoz que nos ofrecen con esta interesantísima entrevista. Esperamos que estos libros familiares, como todos los que estamos publicando sobre Vidas de Santos, toquen nuestros corazones. https://maratania.es/libros/

Portada Padre Pío El amigo de Jesús«El objetivo de este cuento es dar a conocer al Padre Pío, transmitir su figura -sobre todo a los niños pero, como dice mi padre, a los no tan niños y también a esos padres de esos niños para que les pueda ayudar profundizar en la figura del Padre Pío.  Es eso, al fin y al cabo, una catequesis»


(JM)  Soy José María Zavala; soy hijo espiritual del Padre Pío, esta es mi mejor tarjeta de presentación. A quien tengo a mi derecha es a mi hijo Borja, del cual estoy muy orgulloso porque bueno ha llevado la voz cantante en este cuento que está llamado a convertirse en todo un clásico.

(B) Yo soy Borja Zavala y estudio marketing y publicidad. Soy hijo espiritual del Padre Pío también y la verdad que me siento muy orgulloso de ello.

(JM)  Bueno, la providencia actúa siempre y de la manera más inesperada. Juan Pablo Navarro, a quien quiero agradecer aquí su generosidad, se pone en contacto con nosotros porque quiere publicar en una colección que tiene de cuentos infantiles un cuento sobre el Padre Pío. Nosotros enseguida le decimos que por supuesto; que es todo un reto y un desafío dar a conocer la figura de este gran santo entre los jóvenes y no solo entre los niños porque el cuento -como dice el obispo de San Giovanni Rotondo- este cuento es para niños y no tan niños. A partir de ahí empezamos a pergeñar Borja y yo un argumento que yo creo que es mejor que nos lo cuente él.

(B) La verdad que cuando nos propusimos hacer este cuento a lo largo del proceso han surgido muchas dificultades, pero eso es un síntoma de que va a hacer mucho bien, de que es un fruto que está ahí, y que al final estamos viendo que se está cumpliendo. El objetivo de este cuento, al fin y al cabo, es dar a conocer al Padre Pío, transmitir su figura -sobre todo a los niños pero, como dice mi padre, a los no tan niños y también a esos padres de esos niños para que les pueda ayudar profundizar en la figura del Padre Pío.  Es eso, al fin y al cabo, una catequesis.

(JM) Quién es el protagonista es el padre Pío

(B) Sí, hemos escogido a un personaje ficticio que se llama Nico y él es el que nos conduce a la vida del Padre Pío. A través también de su abuelo que le inculca esa figura de amor al Padre Pío. Creo que es un relato muy bonito para los niños porque es muy visual y les acerca de una manera muy muy real a lo que es el Padre Pío a través de esa historia de Nico con su abuelo. Confío en que puede gustar mucho

«La gente tiene una falsa percepción de que los cuentos son sólo para niños, y a mí, como adulto, me gusta que me cuenten cuentos y si son del Padre Pío mejor. Jucho, el ilustrador, ha sabido reflejar esa belleza que tiene el cuento clásico y reflejarla en un libro que te va a sorprender… con un lenguaje, eso sí, muy claro y muy sencillo que llega a todos los corazones.«


(JM) El relato se resume en el subtítulo del cuento -“Padre Pío, el amigo de jesús“-. No podemos perder de vista que Jesucristo es el auténtico protagonista de este cuento y que el Padre Pío es un intercesor que nos conduce hasta Él y, por supuesto, ahora que estamos en Mater Mundi Televisión, a la Santísima Virgen, la cual es la medianera -decía el Padre Pío- de todas las gracias. Los niños van a aprender, por ejemplo, que cada vez que tengan un problema tienen que recurrir a la Virgen María y, como insistía el Padre Pío, Ella lo pensará todo. José María García Viejo -Jucho lo llamamos los amigos-es un verdadero artista porque ha sabido darle al cuento ese toque clásico. Es decir, a mí a mí me gusta mucho los cuentos, y yo creo que la gente tiene una falsa percepción de que los cuentos son sólo para niños, y a mí, como adulto, me gusta que me cuenten cuentos y si son del Padre Pío mejor. Ha sabido reflejar esa belleza que tiene el cuento clásico y reflejarla en un libro que te va a sorprender. Es realmente un libro que, incluso leyéndolo nosotros ahora que está ya editado, vamos profundizando más en la vida del Padre Pío con un lenguaje, eso sí, muy claro y muy sencillo que llega a todos los corazones.

(B) Sí, sí, la verdad es que, una vez que lo lees ahora, ves cómo te va conduciendo ese ese relato junto con las ilustraciones que están muy conseguidas.

«Es un libro que va a dejar huella en muchas personas que incluso no conociendo al Padre Pío se van a quedar deslumbradas por este gran santo»


(JM) Se puede comprar en librerías, en Amazon, en librerías diocesanas, San Pablo, Troa, Casa del Libro… no solo en las librerías religiosas o católicas. Es un cuento para todos los públicos, cualquiera puede leerlo con independencia de que sea creyente o no, la figura del Padre Pío está por encima de eso. Y, en cualquier caso, es un libro que va a dejar huella en muchas personas que incluso no conociendo al Padre Pío se van a quedar deslumbradas por este gran santo que, insisto, es un intercesor para estos tiempos para mayores, para niños y jóvenes.

(B) Así es, pues entiendo que el sufrimiento tiene un sentido. En este mundo en el que vivimos nadie se libra el sufrimiento y el Padre Pío nos ayuda y nos enseña a llevar ese sufrimiento y a darle sentido a nuestra vida.

«Es un cuento como digo lleno de esperanza, con un mensaje muy actual de defensa de la familia, de devoción a la Santísima Virgen y, por supuesto, de la figura y los carismas que tenía el Padre Pío»


(JM) El cuento habla del sufrimiento, nos habla de las dificultades como las de Nico que está sufriendo el distanciamiento de sus padres. Ahora que, por desgracia, hay tantas separaciones y divorcios en esta sociedad de hoy, este cuento supone una puerta abierta a la esperanza de que pueden reconstruirse muchos matrimonios. En ese diálogo que mantiene Nico con su abuelo –quien había conocido al Padre Pío en vida- le ayuda a reconstruir el matrimonio de sus padres. Nico se lo pide con fe a Jesús a través del Padre Pío. Y al final, en ese matrimonio, son felices los tres en la familia. Es un cuento como digo lleno de esperanza, con un mensaje muy actual de defensa de la familia, de devoción a la Santísima Virgen y, por supuesto, de la figura y los carismas que tenía el Padre Pío, Todo eso, como decía, con unas ilustraciones maravillosas que eran un reto porque el ilustrador se tenía que plantear cómo poder ilustrar, por ejemplo, el don de la bilocación -la posibilidad de estar en dos sitios distintos al mismo tiempo- que tenía el Padre Pío. Lo consigue muy bien, de manera muy sencilla, de manera que cualquier chaval con siete, ocho, nueve, diez años, puede captar perfectamente. Así que “Padre Pío el amigo de Jesús” es un cuento muy actual y muy necesario. Uno de los aspectos que más me han llamado la atención desde el principio y me sirven para poder imitar a Jesús a través del Padre Pío es el sentido de la humildad. El Padre Pío, parafraseando a Santa Teresa de Jesús, decía que la humildad es la verdad y la verdad es que yo no soy nada que todo lo bueno que hay en mí es de Dios. Esa es una de las grandes enseñanzas que a mí, como periodista, como escritor, como director de cine, me ayuda mucho porque, claro, siempre tienes el peligro de caer en la vanagloria, el creerte que tú eres alguien, cuando realmente eres un instrumento y es Cristo el que actúa a través de ti y, en ese sentido, el Padre Pío me recuerda al oído muchas veces que tengo que ser humilde y que sin Dios no puedo hacer nada.

(B) A mí, uno de los aspectos que más me impresiona de Padre Pío es la manera en que vivía la Eucaristía. Al final, el centro de su vida era eso y ver cómo vivía la Santa Misa a mí me ayuda a la hora de ir a Misa y creer realmente que está ahí nosotros.

©Mater Mundi TV

«Padre Pío, el amigo de Jesús» de José María Zavala en Religión en Libertad

Religión en Libertad se hace eco de nuestro nuevo cuento -Padre Pío, el amigo de Jesús- escrito por el exitoso escritor y director de cine José María Zavala junto a su hijo Borja.Padre Pío José María Zavala


«El amigo de Jesús», el cuento de José María y Borja Zavala para que los niños conozcan al Padre Pío

Ilustraciones de "Padre Pío, el amigo de Jesús".

«Padre Pío, el amigo de Jesús»: una forma didáctica y entretenida de presentar a los más pequeños a San Pío de Pietrelcina y su presencia hoy en la vida de miles de cristianos.

Tras el éxito del documental Amanece en Calcuta, la dirección de dos películas del Padre Pío y la publicación de decenas de libros –tres de ellos sobre el santo capuchino– José María Zavala debuta junto a su hijo Borja en la literatura infantil con Padre Pío, el amigo de Jesús (Maratania).

El relato presenta de una forma tierna y absorbente la biografía del fraile de San Giovannni Rotondo a través del fructífero diálogo entre el pequeño Nico y su abuelo. Su vida se transformará y el Padre Pío le ayudará a sanar la crisis conyugal que sufren sus padres.

Franco Moscone, obispo de San Giovanni Rotondo y director general de los grupos de oración del Padre Pío en el mundo, ha celebrado la publicación de este cuento,  que ha descrito como “un relato ágil y sencillo para niños y no tan niños”. La obra cuenta con las ilustraciones de José María García Viejo (Jucho).

Padre Pío, el amigo de Jesús sale a la venta este 12 de mayo en librerías.

El santo de los estigmas

El Padre Pío (1887-1968) es uno de los santos más extraordinarios del siglo XX: portaba los estigmas de Cristo en manos, pies y costado; experimentó la bilocación (estar en dos lugares distintos a la vez), podía leer el alma de las personas y tenía el don de la profecía. Esto le hizo vaticinar que Karol Wojtyla sería Juan Pablo II o el cardenal Montini Pablo VI.

Aunque vivió casi toda su vida en el convento capuchino de San Giovanni Rotondo, dedicado a la oración y a administrar los sacramentos, sus numerosísimos milagros y su carisma atrajeron a fieles de todo el mundo. Su legado es inmenso: el testimonio de su vida humilde, el hospital Casa Alivio del Sufrimiento que fundó y los grupos de oración del Padre Pío son ejemplo de ello.

Además de sus recietes producciones cinematográficas –Amanece en Calcuta, El misterio del Padre Pío, Renacidos (también sobre el Padre Pío y su impacto en la vida de personas concretas) o Wojtyla: la investigación-, José María Zavala ha escrito obras sobre santos y beatos contemporáneos como el propio santo de Pietrelcina, San Juan Pablo II o la Madre Esperanza.

RELIGIÓN EN LIBERTAD 13/5/21


 

«Padre Pío, el amigo de Jesús» de José María Zavala en La Razón

El periódico La Razón se hace eco de nuestro nuevo cuento -Padre Pío, el amigo de Jesús- escrito por el exitoso escritor y director de cine José María Zavala junto a su hijo Borja.Padre Pío José María Zavala


Zavala publica el primer cuento español sobre el Padre Pío

Tras más de 30 años desde la publicación de su primer libro al que han seguido desde entonces medio centenar de títulos sobre la Guerra Civil española o los Borbones, José María Zavala realiza ahora, junto con su hijo Borja, de veinte años, la primera incursión en literatura infantil y juvenil con un cuento sobre el Padre Pío.

“Padre Pío, el amigo de Jesús” (Maratania Ediciones) es el primer cuento español sobre San Pío de Pietrelcina, canonizado por el Papa Juan Pablo II en 2002.

También llamado “el santo de los estigmas” porque llevó las heridas de Cristo en manos, pies y costado sangrantes a diario durante 50 años consecutivos, el Padre Pío murió en 1968 y entre sus carismas figuró también la bilocación (estaba en dos lugares distintos a la vez), la introspección de conciencias (leía el alma de las personas) o el de profecía, que le hizo vaticinar que Karol Wojtyla sería Juan Pablo II o el cardenal Montini Pablo VI.

Con magníficas ilustraciones de José María García Viejo, este relato tierno y absorbente introduce al lector de todas las edades en la biografía del Padre Pío a través del fructífero diálogo entre el pequeño Nico y su abuelo. La vida del chaval se transformará y le ayudará a curar la crisis conyugal que sufren sus padres.

El cuento ha recibido las bendiciones de Franco Moscone, Obispo de San Giovanni Rotondo y director general de los grupos de oración del Padre Pío en el mundo, quien lo ha calificado como “un relato ágil y sencillo para niños y no tan niños”.

Aunque el Padre Pío vivió casi toda su vida en el convento capuchino de San Giovanni Rotondo, al sur de Italia, dedicado a la oración y a administrar los sacramentos, sus numerosos milagros atrajeron a fieles de todo el mundo. Su legado es inmenso: el testimonio de la vida humilde, el hospital Casa Alivio del Sufrimiento fundado hace hoy precisamente 65 años, el 5 de mayo de 1956, y los grupos de oración del Padre Pío son ejemplo de ello.

José María Zavala y Borja Zavala son coautores también del libro “Juan Pablo II, directo al corazón”. Borja Zavala es graduado superior en Marketing y Publicidad por la Universidad Francisco de Vitoria y ha participado como ayudante de fotografía en “Amanece en Calcuta”, que ha entrado recientemente en el TOP 10 de películas más vistas en los cines de España. En la actualidad trabaja con el periodista Alfredo Urdaci en su grupo de comunicación.

LA RAZÓN 5/5/21


 

Javier Torres reseña «Ignacio de Loyola, el soldado de Dios»

Portada San Ignacio, El Soldado de Dios

Portada de San Ignacio, El Soldado de Dios

Javier Torres nos regala nuevamentee la reseña de otro de nuestros cuentos de la colección «Vidas de Santos»: «Ignacio de Loyola, el soldado de Dios» en Libros que voy leyendo: 


«Sabe a gloria, a dulces de monjas, a torno silencioso y, cómo no, a aventuras. Y es que Iñigo de Loyola fue un aventurero en toda regla»

«Sin duda es un libro muy trabajado que debería regalarse casi por obligación, para disfrutarlo en privado o en compañía, pero siempre con una sonrisa en los labios»


«A todos los que ya me vais conociendo, comprobaréis que mi género literario es el noir, pero no por ello dejo de descubrir allá donde se citen dos letras para componer una sílaba y varias sílabas para construir palabras. Es curiosidad, una inmensa curiosidad por las letras la que heredé de mis padres y la que intento transmitir a mis hijos. Precisamente de estos últimos se aprende, y mucho. Hace poco cayó en mis manos un precioso ejemplar ilustrado en el que se narraba en formato cuento ilustrado la vida de San Ignacio de Loyola. No pude negarme a buscar la ocasión idónea para arropar a mi pequeña y leerle la historia tan interesante que se escondía tras su cubierta. Los textos de Juan Pablo Navarro y las ilustraciones de María Bullón, a quien ya conocía de trabajos anteriores, son el cóctel perfecto para pasar una serena y dulce velada a la vera de un niño a punto de abandonarse al sueño. Se trata este de uno de los volúmenes que componen la incipiente colección de Vidas de Santos con la que la editorial Maratania se ha propuesto ocupar un nicho aún inexplorado desde el que inculcar cultura y, sobre todo, valores, a una sociedad que los necesita, aunque no sea consciente de esa necesidad. El volumen, perfectamente maquetado, sabe a gloria, a dulces de monjas, a torno silencioso y, cómo no, a aventuras. Y es que Iñigo de Loyola fue un aventurero en toda regla.

Lalo, un joven que se ve postrado en la cama debido a un accidente que condicionó la fractura de su pierna, recibe la inesperada visita del padre Lecaroz, un jesuita amigo de la familia, quien le propone conocer la vida de aquel santo cuya pierna quedó quebrada en el asedio de Pamplona y aprovecho su convalecencia para leer libros de santos. A partir de esta premisa, el libro, o el cuento, avanza de la mano de bellas imágenes para gozo de quien lee y de quien escucha lo que a todos los efectos es una historia de aventuras que debería ser conocida, difundida y, en lo esencial, imitada. Que conste que Iñigo era un personaje orgulloso y altivo, pero la vida le tenía reservadas muchas sorpresas.

Las vidas de santos pueden parecer aburridas, pero doy fe que no lo son. Es verdad que nuestro protagonista deseaba leer libros de caballería, pero a falta de estos, en Loyola había otros que, a las pruebas me remito, resultaban muy interesantes, como la vida de Jesús o las vidas de santos a las que ya hemos aludido.

Lalo pregunta y Lecaroz replica con una nueva historia mientras María Bullón da vida a los personajes con su buen hacer con la paleta de colores. No es de extrañar que la lectura llegue a su fin justo cuando el pequeño dice con una tímida vocecita Buenas noches y ambos, padre e hijo, se separan con el mejor sabor de boca.

Sin duda es un libro muy trabajado que debería regalarse casi por obligación, para disfrutarlo en privado o en compañía, pero siempre con una sonrisa en los labios.

Contar historias no es fácil, pero esta pareja de autores sabe hacerlo muy bien.


«Colección Vidas de Santos», de venta en librerías (busca la más cercana: https://www.todostuslibros.com/busquedas?keyword=maratania, en Amazon https://www.amazon.es/s?k=maratania… y en www.maratania.es

Maratania y los Premios Escaparate


Son ya más de dos años los que llevamos contribuyendo con la revista Escaparate en su diseño y maquetación. El viernes pasado se celebraron sus premios que alcanzan ya la decimotercera edición y que aunó, como siempre, uno de los lugares emblemáticos de Sevilla -este año ha sido el Museo de Bellas Artes- con su capacidad de convocatoria -Vicente del Bosque, Palomo Spain, Boris Izaguirre y un largo etcétera-. Como otros años, hemos diseñado para esta gala el logo, el photocall, el menú, invitaciones…

¿Con qué nos sorprenderá Mario Niebla del Toro en la próxima edición?


Extensa reseña de «San Ignacio, el soldado de Dios» en la revista Javeriana

La revista Javeriana, recoge en su número 1349, una extensa reseña sobre «San Ignacio, el soldado de Dios» escrita por Carlos Julio Cuartas Chacón:

En   36   páginas   refiere de manera sencilla la historia de ese hombre “al que en la guerra le rompieron una pierna y que para entrete-nerse leyó libros de santos».

No es fácil conocer en profundidad a una persona, menos aún si vivió hace varios siglos. Tampoco lo es contar en un texto escrito quién fue un individuo en particular: la mirada del autor y su habilidad de expresión siempre afectarán el retrato, lo mismo que los ojos del lector, quien, en su mente, al final, le dará vida de nuevo y lo convertirá en recuerdo personal. Este contexto cobra particular relevancia cuando nos referimos a esos cuentos para niños que en pocas páginas y con ilustraciones atractivas tienen por objeto presentarles una figura histórica, un héroe, un santo, como lo es el fundador de la Compañía de Jesús.

Con el título ‘Ignacio de Loyola, el soldado de Dios’, en 2017 entró en circulación la obra de Juan Pablo Navarro Rivas, con ilustraciones de María Bullón Vives (editorial Maratania), dirigida al público infantil que, en 36 páginas, con pocas palabras, nos refiere de manera sencilla la historia de ese hombre  “al que en la guerra le rompieron una pierna y que para entretenerse leyó libros de santos”. Esto es todo lo que sabe sobre Ignacio un niño convaleciente en su cama, llamado Lalo, -su nombre era Estanislao-, “con una pierna rota”, que “gastaba el tiempo con un videojuego”. La narración se origina en la sorpresiva visita que le hace un jesuita, amigo de la casa, el Padre Lecaroz, que casi resulta herido cuando entraba al cuarto del enfermo, quien “aburrido, cansado y nervioso, estaba frustrado con la partida”. Muy molesto, el muchacho acababa de “tirar el mando que, a toda velocidad, voló hacia la puerta que en ese instan- te se abría”. Lalo, luego de disculparse, aceptó que el P. Lecaroz le contara la historia de Ignacio, un hombre que había sufrido un percance similar al suyo.

El libro trae trece escenas de la vida de Íñigo, el “hijo pequeño de los Señores de Loyola”, la primera de ellas referida a las heridas que recibió en la defensa de Pamplona, “¡otro fracaso más!”, le advierte el P. Lecaroz a Lalo; porque a su juicio, “la vida llevaba -a Ignacio- de fracaso en fracaso”, a pesar de “sus grandes virtudes: no se daba nunca por vencido, era un hábil negociador, era franco. Dicen -señala el jesuita- que te- nía una mirada intensa”. Por otra parte, “cómo él reconocía, era dado a las vanidades del mundo: las armas, la gloria y el poder”. Cuando Lalo se entera de que las heridas de Ignacio fueron tan graves que se temió por su vida, le dice al Padre que “si se hubiera muerto,

¡qué poco habría tardado en contar su historia!”.

Los sucesos de la vida de Ignacio y las andanzas de este peregrino que en un momento dado puso a Dios en el centro de su vida, distrajeron un buen rato a Lalo, quien escuchó al jesuita. Le oyó hablar de Montserrat, Manresa, el río Cardoner;  de  Barcelona, Jerusalén, Alcalá, Salamanca, París; de dos capillas, la de Montmartre y la de la Storta; y finalmente, de Roma, donde tuvo lugar esa última etapa de la vida de quien había sido elegido como primer General de los jesuitas.

El epílogo de la obra sigue al mensaje final que deja el P. Lecaroz al niño: “solo somos libres cuando elegimos la voluntad de Dios. Ruega siempre para que en todo lo puedas amar y servir. La vida, en definitiva, es solo buscar la mayor gloria de Dios”. Entonces, Lalo queda solo, recapitulando la historia extraordinaria de Ignacio de Loyola; considerando la posibilidad de “diseñar un videojuego con su vida”, mientras una inquietante palabra le daba vueltas en su mente: discernimiento.

*Asesor del Secretario General