La Casa de los Pinelos (IV) y Lorenzo Suárez de Figueroa – 32

Lorenzo Suárez de Figueroa fue quien le dio a la Casa de los Pinelos su aspecto renacentista. Como comentábamos en el anterior artículo sobre la casa, a la muerte de Jerónimo Pinelo, su hermano Pedro enajenó la casa a favor del cabildo metropolitano en 1523. Desde 1524 hasta su muerte en 1580, la habitaría el citado Lorenzo Suárez de Figueroa, canónigo de la catedral de Sevilla. Como otros canónigos coetáneos estuvo movido por el humanismo renacentista que plasmaría en la reforma que hizo de la casa.

En ésta, tiene principal importancia la del patio. Sustituyó los pilares de ladrilo propios del mudéjar por columnas de mármol procedentes de Génova y cubrió los arcos con yeserías. En estas, destacan los tondos con bustos de distintos personajes. El profesor Teodoro Falcón comenta que esta idea decorativa se inspira en la del claustro pequeño de la cartuja de Pavía (1460-1470). Como afirma, «con esta galería de personajes ilustres, desde los tiempos mitológicos hasta el presente, se trata e recordar en la época del Humanismo los grandes ciclos y los prohombres más importantes de la Humanidad». Entre estos, se encontrarían Alejandro Magno, el Gran Capitán, El Cid, Fernando el Católico, Escipión, Isabel la Católica, etc. a los que se unirían los progenitores de Lorenzo Suárez de Figueroa. No todos son originales de la época, ya que en el siglo XIX se encontraban muchos muy deteriorados y se labraron de nuevo.

(Este artículo concluye en Cómo nos gusta que nos cuenten un cuento, la casa de los Pinelos (y V))

Juan Pablo Navarro
Maratania – Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Linkedin
twitter

0 thoughts on “La Casa de los Pinelos (IV) y Lorenzo Suárez de Figueroa – 32

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Cómo nos gusta que nos cuenten un cuento, la casa de los Pinelos (y V) « La Bitácora de Maratania

  3. Pingback: La casa de los Pinelos (III) y Jerónimo Pinelo « La Bitácora de Maratania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad