Tag Archives: Casas xvii

Fabiola, 2 – Un gran edificio del XVII

fabiola 2La calle Fabiola posee un excelente conjunto de casas históricas que van desde el siglo XVII al XIX. Entre éstas, podemos destacar su número 1, sede de la Fundación Cristina Heeren, el número 5, al que ya hemos dedicado una entrada de esta bitácora, donde nació el cardenal Wiseman, autor de la novela Fabiola, y ésta que hoy nos ocupa.

Destaca por sus generosas proporciones. Tiene dos plantas y un ático, al que se abren vanos de medio punto, tal como era tradicional en esta planta dedicada a la servidumbre. La portada y el balcón principal se sitúan de forma asimétrica en su fachada con tres vanos a la izquierda y dos a la derecha. El último tramo se adapta a la curva que ya emboca a la calle Aire.

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

Casa de Juan de Oviedo – Dos Hermanas, 4

Dibujo del patio a partir de una foto de Arquitectura Civil Sevillna

Dibujo del patio a partir de una foto de Arquitectura Civil Sevillna

dos hermanas 4El callejón de Dos Hermanas se sitúa en el lugar donde probablemente estuvo una de las puertas de la ciudad en época romana. Se entra en él pasando por debajo de uno de los escasos pasadizos volados que han sobrevivido a la piqueta; junto a otros como el de la calle Techada y la calle Fortaleza. Unía la casa de Altamira (hoy, Consejería de Cultura) y la casa del marqués de Dos Hermanas (hoy, entrada al hotel de las Casas de la Judería).

Este estrecho callejón, bordeaba la casa que hoy nos ocupa y llegaría hasta la calle Verde. Sin embargo, con el tiempo, acabó formando parte del solar de aquella. Hoy, su fachada ocupa el fondo de este adarve.

Esta casa de Dos Hermanas, 4, se atribuye al afamado arquitecto Juan de Oviedo (1565-1625), autor del convento de la Merced, actualmente Museo de Bellas Artes. Su bellísima portada de piedra sigue los postulados propios del manierismo. La forman dos pilastras dóricas de fuste acanalado que sostienen el entablamento; el balcón se sitúa en el centro de un frontón partido y lo enmarcan jambas molduradas

Fuente: Arquitectura Civil Sevillna

Fuente: Arquitectura Civil Sevillana

Es singular en este edificio que el patio se encuentre al fondo,
muy separado de la entrada.
En el centro de éste, se conserva una fuente de azulejos de planta estrellada. En uno de sus ángulos, con vistas a la calle Verde, se encuentra un típico mirador sevillano con arcos sobre columnas.

Este edificio fue rehabilitado por el arquitecto Luis Fernando Gómez Stern, dentro de la rehabilitación que llevó a cabo el duque de duque de Segorbe, Ignacio de Medina y Fernández de Córdoba, en el barrio de San Bartolomé, para usarlo como residencia de éste y de Maria da Glória de Orleans e Bragança, princesa imperial del Brasil.

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

Viejos, 1 – La Casa de los Gómez de Barreda – (206)

En la calle Viejos, 1, se sitúa, haciendo esquina  con la calle Pedro Niño y en frente del Hospital de los Viejos, esta interesante casa del siglo XVII. La mandaron construir los Gómez de Barreda, familia ennoblecida de cargadores de Indias de la que se conserva una extraordinaria casa en Sanlúcar de Barrameda en la calle Santo Domingo.

En su esquina se levanta el característico mirador propio de la arquitectura sevillana.

En su esquina se levanta el característico mirador propio de la arquitectura sevillana.

casa viejos 1

Ls molduras que adornan la portada se añadieron posteriormente a la construcción de la casa.

El patio de ña casa con las curiosas molduras que adornan las ventanas.

El patio de ña casa con las curiosas molduras que adornan las ventanas. Fuente: Arquitectura Civil Sevillana

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

San Bartolomé, 1 – La Casa de Fernando Villalón – 205

san bartolome, 1 casa de fernando villalon

Fotografía de los azulejos del patinillo con un toro, el hierro de la ganadería y un caballo, anterior a la rehabilitación de la vivienda en 1976 por Luis Marín de Terán (fuente: Arquitectura Civil Sevillana)

Fotografía de los azulejos del patinillo con un toro, el hierro de la ganadería y un caballo, anterior a la rehabilitación de la vivienda en 1976 por Luis Marín de Terán (fuente: Arquitectura Civil Sevillana)

Es posible que Sevilla ya no exista o que, al menos, se haya quedado estéril. Hace un siglo, todavía la habitaban personajes originales a los que los sevillanos adocenados de hoy no podemos ni besarles los zapatos. Así, en la casa de sus abuelos, donde hoy tienen su sede las Hermanas de la Cruz, nació, en 1881, Fernando Villalón: conde de Miraflores de los Ángeles, ganadero, poeta, compañero de Juan Ramón Jiménez, amigo de los poetas de la Generación del 27, director de Papel de Aleluyas, masón, radiostésico, teórico del silfidoscopio –instrumento para  observar sílfides, ninfas, hadas, elfos y duendes- y señorito.

«Era Fernando un hombre extraordinariamente fino y simpático, hijo de esa romántica Andalucía feudal, que se sentaba bajo los olivos a compartir tú por tú, el pan con los gañanes. Profundamente popular, los verdaderos amigos suyos, los inseparables, eran los mayorales que guardaban sus toros, los gitanos, los mozos de cuadra, toda la abigarrada servidumbre de sus cortijos, además de cuanto torerillo ilusionado rondaba sus dehesas. Cuando lo conocí ya andaba arruinado. Negocios absolutamente poéticos lo habían venido hundiendo en la escasez, casi en la pobreza.»  (La arboleda perdida, Rafael Alberti)

Entre esos negocios poéticos, sea verdad o leyenda, estuvo el de crear una casta de toros de ojos verdes. Hazaña que me parece menor, comparada con la de dividir el mundo en dos partes: Sevilla y Cádiz.

Desde 1915, su casa sevillana estuvo en esta casa del siglo XVII que cierra el callejón donde arranca la calle de San Bartolomé, entre la casa de Mañara y el frente de casas que se unen a la parroquia. En 1976 la rehabilitó Luis Marín de Terán.

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

Cristo de Burgos, 21 – El gran mirador – 204

casa cristo de burgos 21

Uno de los más imponentes edificios del siglo XVII de los que se conservan en Sevilla es el situado en el flanco sur de la plaza del Cristo de Burgos. En uno de sus extremos se yergue su gran mirador que, hasta hace no demasiados años, se mantenía abierto y conservaba su función original: mirar al exterior.

Como en muchas casas de Sevilla, en su trasera se encontraba un jardín, ya desaparecido, como casi todos en Sevilla. Traigo aquí la foto y el dibujo que aparece de él en el decisivo libro «Arquitectura Civil Sevillana» de Francisco Collantes de Terán y Luis Gómez Estern.

fuente cristo de burgos 21
Podemos compararlo con los que se conservan de la casa de Villapanés y de los Levíes (en la casa de los Pinelo, actualmente).

casa de los pinelo

villapanes 9 fuente casa

Juan Pablo Navarro Rivas
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es  www.maratania.es   Facebook  Twitter  Linkedin

Las Fuentes de las Casas Sevillanas – 164.

La fuente es un elemento característico de la casa sevillana. Fue en el segundo cuarto del siglo XVI cuando empezaron a levantarse en sustitución de los sencillos brocales de las casas mudéjares; de igual manera a como se sustituyeron las antiguas columnas de ladrillo por las de mármol traídas de Génova.

Aunque muchas son simples pilas con su vástago, como la de la casa de los Bucarelli, otras se adornan con esculturas que, en general, aluden a motivos de la mitología clásica: la fuente de Neptuno del Alcázar, los Hermes-niños de Mañara, el Jano Bifronte de Pilatos o, incluso, en el palacio Arzobispal, se representa a Cristo a modo de Hércules. La tradición se mantuvo hasta la llegada del Modernismo con bellos ejemplos como la de la casa de Villapanés o la de los condes de Casa Galindo, ambas del XIX.

fuentes 2fuentes 3 fuentes i fuentes 4

Para más información lea Casas Sevillanas desde la Edad Media al Barroco de Teodoro Falcón.
Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin
 
Pulse en la imagen para leer otros artículos de este Archivo:
Sacar un ojo, cortar una mano; la casualidad (II) y el entusiasmo

Sacar un ojo, cortar una mano; la casualidad (II) y el entusiasmo

La web de Maratania renovada

La web de Maratania renovada

Otras casas de Sevilla del XVI y XVII – 74

En Casas sevillanas del XVI y del XVII expusimos las características generales de las casas sevillanas del Siglo de Oro español. De igual manera, hemos examinado distintas casas de este periodo de manera individual: La Casa del Rey Moro, La casa de los marqueses de la Algaba , La casa de los Pinelos, La Casa de los Sánchez Dalbo, La casa de los Mañara, La casa de la condesa de Lebrija, La Casa de Pilatos, La casa de los Bucarelli, La casa de Altamira en Sevilla, La casa de los Padilla, La casa de los Levíes y El Palacio Arzobispal.

Queremos hacer en este artículo una breve reseña de otros edificios de Sevilla pertenecientes a esta época como cierre a esta serie de artículos.

La casa de las Dueñas – Extraordinaria muestra de palacio mudéjar del XVI. Fundada en unas casas de la familia Pineda, pasó después a los Ribera a quienes se debe lo más importante de su extraordinaria edificación. Es residencia de la duquesa de Alba.

San Bartolomé, 1 – Desde el 25 de mayo de 1918 hasta su partida a Madrid en 1929, fue la residencia del poeta, aristócrata y ganadero Fernando Villalón, conde de Miraflores de los Ángeles.

Cristo de Burgos, 21 – Destaca en él su gran mirador. Éste ha sido de los últimos en cerrarse para ser aprovechado como una habitación más de la casa, perdiendo así su primitiva función.

Viejos, 1 – La construyó la familia Gómez de Barreda a finales del XVII. Las características yeserías de la fachada se añadieron en el XVIII.

Bustos Tavera, 10 – Su portada es característica por el almohadillado alterno rematado en caveto.

Fabiola, 2 – Casa de dos plantas y ático.

Amor de Dios, 6 – Perteneció a los marqueses de Valencina. Pasó más tarde a los marqueses de Nervión. Fue legado, tras la muerte de doña María Mónica Arteche, marquesa viuda de Nervión, a la Cruz Roja.

Dos Hermanas, 4 – Posee una bellísima portada de piedra, de las más hermosas de Sevilla.

Imperial, 29 – Fue restaurado no hace mucho como hotel de 5 estrellas aunque este cerró en el 2009.

casa de las dueñassan bartolome, 1casa cristo de burgos 21casa viejos 1casa bustos tavera 10casa fabiola 2casa amor de dios 6

casa Dos Hermanas, 4casa Imperial, 29

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin

También le puede interesar

(pulse en la imahen para ir al enlace)
Las casas sevillanas en el siglo XVIII

Las casas sevillanas en el siglo XVIII

La Arquitectura contemporánea en Sevilla – De Lupiáñez a las Setas

La Arquitectura contemporánea en Sevilla – De Lupiáñez a las Setas

Casas sevillanas del XVI y del XVII

Casas sevillanas del XVI y del XVII

La casa de los Levíes o de Rodrigo de Xerez en Sevilla – 62

casa de los levíes - patio

El patio con su galería de arcos - fuente: Arquitectura Civil Sevillana

El mirador con sus arcos cegados

El mirador con sus arcos cegados - fuente: Arquitectura Civil Sevillana

La fuente de la casa de los Levíes que hoy se encuentra en la casa de los Pinelos

La fuente de la casa de los Levíes que hoy se encuentra en la casa de los Pinelos

Entre las casas que perdimos víctimas de la piqueta. una de las más importantes es la casa de los Levíes. Se encontraba en el arranque de la calle, cercana a la iglesia de San José, en el barrio de San Bartolomé. Su nombre deriva de la familia judía de los Levi, entre cuyos miembros se encuentra Samuel Levi, tesorero de Pedro I.

Se entraba por un apeadero que daba paso al patio con galerías de arcos en ambas plantas, las del primero peraltados y las del segundo rebajados. Numerosas salas se cubrían con artesonados de diversos estilos. El edificio se remataba con un hermoso mirador tal como sucede en numerosas casas sevillanas.

Del jardín conservamos la monumental fuente de ladrillo que se llevó a la casa de los Pinelos y una extraordinaria logia con arcos de medio punto que se trasladó a la llamada casa del Asistente del Alcázar.

La casa se ha denominado también de Rodrigo de Xerez. Se nombra este personaje como Correo Mayor de Castilla a finales del XVI. Este cargo lo creó Felipe el Hermoso para mejorar el servicio de correos del reino en 1505. Se lo encargó a Francisco de Tassis, quien ya había hecho dicho servicio para el emperador Maximiliano I en los Países Bajos y en Borgoña. Dicho cargo estuvo vinculado a la familia Tassis, a su vez, condes de Villamediana, y sus descendientes, los Vélez de Guevara, hasta tiempos de Felipe V en 1706.

Al respecto, el  Dr. D. José María Vallejo, en «Correo Mayor de las Indias (1514-1768)», dentro de las Actas del XII Congreso Internacional de Historia del Derecho Indiano, afirma:

» … el Correo Mayor de Sevilla fue, al mismo tiempo, Correo Mayor de las Indias en España. Dado que en el año 1501 el oficio de Correo Mayor de Sevilla había sido vendido sólo por tres vidas, al no poder ampliar la concesión, Saavedra Marmolejo transmitió ambos oficios, el 30 de mayo de 1576, a Rodrigo de Xerez, veinticuatro del consejo hispalense. El 9 de febrero de 1584, Xerez cedió sus derechos a su nieto, Hernndo Diaz de Medina

Existe un Rodrigo de Xerez, del que desconozco qué vinculación pudo tener con aquel, que acompañó a Colón en la Santa María en 1492. De él se dice que fue el primer europeo en fumar.

Antes de su derribo en los sesenta del pasado siglo, convertida en casa de vecinos como la mayoría de las casas palacios sevillanas desde el siglo XIX, se le conoció como el corral de Cabañas.

Galería de la casa de los Levíes conservada en el Alcázar

Galería de la casa de los Levíes conservada en el Alcázar

Juan Pablo Navarro
Maratania
Edición. diseño, maquetación y servicios editoriales – Sevilla
maratania@maratania.es
www.maratania.es
Facebook
Twitter
Linkedin